El Presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que está en análisis si la reforma sobre el outsourcing contempla la desaparición, pues la regulación se intentó en el Senado y hubo resistencias.

“Es lo que vamos a ver (que desaparezca) porque no queremos que se haga una reforma que puedan burlar de nuevo. O sea, se supone que en apego estricto a la Ley del Trabajo, quien contrata un trabajador tiene que cumplir con ciertas obligaciones: salario justo, inscripción en el seguro social que eso a veces no se realiza por estas empresas o manifiestan que los trabajadores ganan menos.

“Ya lo intentamos (regular) pero hay quienes no ayudan. Son de esas decisiones en donde pagan justos por pecadores. Hay muchos empresarios responsables y hay otros, pero en sentido estricto ni son empresarios, son coyotes, traficantes de influencias que abusan de estos mecanismos de contratación de trabajadores”.
El mandatario indicó que son más de 21 mil millones de pesos lo que deja de percibir la Hacienda pública por la evasión que se realiza a través de empresas de outsourcing y factureras.

Resaltó que estas empresas no garantizan derechos a los trabajadores, y hay despidos a finales de año para no pagar aguinaldo, y luego vuelven a recontratar, incluso destacó que con la pandemia del Coronavirus se dio de baja a miles de trabajadores sin que se les pagaran liquidaciones.

Como ejemplo mostró una tabla de pérdida de empleo estacional, donde sectores como la construcción, transformación, comercio y servicios para empresas abarcan entre 85 y 90 por ciento de la caída del empleo en diciembre.

Fuente: 24 horas