La Auditoría Superior de la Federación (ASF) informó que, con la renegociación de los contratos de cinco gasoductos, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pagará al término de dichos convenios 6 mil 836 millones de dólares adicionales a los estipulados.

En el informe de resultados de la cuenta pública 2019, la ASF incluyó su análisis de los beneficios para la empresa sobre la renegociación de tarifas y presentó su conclusión:

“La renegociación de cinco gasoductos, que consistió en una nivelación de tarifas fijas, resultó en un ahorro nominal para la CFE, hasta el año 25, de 4 mil 342 millones 490 mil 300 dólares, y del año 26 al 35 la CFE pagará por concepto de cargo fijo 11 mil 178 millones 764 mil 800 dólares nominales, cifra superior 157.4 por ciento al ahorro que tendría hasta el año 25 de 4 mil 342 millones 490 mil 300 dólares, lo que indica que, al final del término de los contratos pagará, en términos nominales, 6 mil 836 millones 274 mil 500 dólares adicionales a los estipulados antes de la renegociación de los gasoductos.

“El pago por los 10 años adicionales de servicio que obtuvo la CFE enla renegociación de gasoductos, en términos de valor presente, fue equivalente a 583 millones 8 mil 200 dólares, cifra equivalente a 10.9 por ciento del pago renegociado en términos de valor presente (descontado con una tasa de 10 por ciento) por los primeros 25 años de 5 mil 349 millones 330 mil 200 dólares.

En este sentido, la renegociación de los gasoductos se centró en obtener un ahorro nominal para la CFE en los primeros 25 años de los contratos y ampliar por 10 años más el servicio de los transportistas”.

La ASF determinó que durante 2019 la empresa cumplió las metas del porcentaje de energía eléctrica generada por medio de energías renovables, con un resultado de 25.3 por ciento, cifra superior 0.4 por ciento a la meta de 24.9 por ciento, y del indicador de emisión de gases de efecto invernadero obtuvo un resultado de 75 millones 246 mil toneladas de dióxido de carbono, el cual se encontró dentro del límite establecido de 87 millones 287 mil toneladas de dióxido de carbono.

La auditoría también presentó su opinión sobre el servicio de energía eléctrica que presta CFE y que, refirió, llegó a 44.5 millones de usuarios de los sectores doméstico, comercial, de servicios, agrícola y de mediana y gran industria.

La conducción central y la dirección estratégica de esta empresa productiva del Estado presentaron limitaciones que incidieron en el deterioro de su situación operativa y financiera, lo que refleja que existen riesgos que la empresa no ha logrado administrar, puntualizó.

Fuente: La Jornada