Tras informar que se anticipará el pago de aguinaldo a los trabajadores del Estado para que puedan realizar compras “en condiciones favorables” en el Buen Fin para reactivar, al mismo tiempo, la economía, el presidente Andrés Manuel López Obrador se mostró seguro que no se tendrá “ningún problema de contagio” porque se aplicarán protocolos de salud y la gente en México “es muy responsable”.

“Si hemos podido enfrentar la pandemia sin mayores daños ha sido por la gente”, afirmó. Agregó que, en su caso, si “algún día” se pone cubrebocas sería por “respeto a la gente; no me pongo porque guardo la distancia y porque el doctor me ha dicho de que no es necesario si no estoy infectado. Hay que ponérselo para no infectar a otras personas, pero me lo pondría nada más porque veo en la calle la gran responsabilidad de la gente, de que aún sin saber a ciencia cierta si ayuda o no ayuda, todos con su cubrebocas, todos”.

López Obrador informó que mañana, junto con empresarios dará a conocer los protocolos sanitarios para el Buen Fin, a fin de no “relajar las medidas y evitar movilidad para contener un poco el asunto de los contagios”.

Agregó: “vamos a convocar a toda la gente a que actuemos de manera responsable; a los dueños de los establecimientos comerciales lo mismo, y estoy seguro no vamos a tener ningún problema de contagio”.

Indicó que le tiene mucha confianza al pueblo, cuyo grado de conciencia es “excepcional. Es lo mejor que se ha presentado en los últimos tiempos, un cambio de mentalidad. La gente es muy responsable, por eso a veces tenemos que estar atajando los afanes autoritarios, porque se tiene la mala costumbre de imponer, de actuar con autoritarismo, de considerar al pueblo como menor de edad, como hay que estarle diciendo ´siéntate, párate, camina´, no. Nuestro pueblo es muy responsable”.

Reiteró que lamenta, “lo digo con todo respeto, lo que está sucediendo en Europa, el toque de queda, medidas coercitivas, cierre completo. Nosotros no vamos a eso, porque tenemos un pueblo extraordinario, muy consciente, insistió.

Fuente: la Jornada