Francisco Garfias

La Fiscalía General de la República abusa de la figura “criterio de oportunidad”, que sólo ha servido para librar de la cárcel a Emilio Lozoyaachicharrar a opositores bajo sospecha de corrupción, pero que no ha llevado a la cárcel a nadie, por falta de pruebas sólidas.

Equiparado por López Obrador con el famoso “testigo protegido” que se utiliza en Estados Unidos, el citado “criterio” ofrece a delincuentes de cuello blanco la posibilidad de rebajar sus penas —incluso evitar los barrotes— a cambio de “colaborar” con las autoridades para atrapar a los peces gordos, para citar al clásico.

El senador emecista Juan Zepeda, presidente de la Comisión Anticorrupción en la Cámara alta, va más lejos y nos  dice que la FGR ha “pervertido” esa figura.

“No tiene razón de ser.  Como no han podido presentar pruebas sólidas recurren a ese criterio de oportunidad que alimenta la fila de criminales que imputan al otro, con tal de salvarse. Eso no es hacer justicia”, concluye.

Las palabras de Zepeda hicieron que desfilaran por nuestra mente imágenes de Lozoya, Odebrecht, Agronitrogenados, sobornos y el tremendo ruido mediático alrededor del caso.

Me acordé también de la Estafa Maestra y de Emilio Zebadúa, a quien alguna vez miré equivocadamente con respeto y simpatía.

No pudo con su ofrecimiento de delatar a su exjefa y protectora, Rosario Robles, la única que está encerrada a causa de ese escándalo que implica a altísimos funcionarios y varias universidades.

Todo con tal de no pisar la cárcel.

 * Se produjo el primer intercambio parlamentario presencial y a distancia —vía Zoom— en el Congreso de la Unión.

Lo protagonizaron el priista Enrique Ochoa, desde el salón de sesiones en San Lázaro, y el diputado panista Marco Adame, a distancia.

El otrora presidente del PRI preguntó al exgobernador panista de Morelos si considera que hay medidas que se deben de impulsar desde el Congreso para mejorar el manejo del covid-19.

En su respuesta, Adame sugirió hacer una auditoría de gestión a la pandemia, vía un acuerdo en el pleno.

“Lo tendríamos que hacer mediante las instituciones que están destinadas a evaluar el desempeño de las políticas públicas. De esa auditoría tendrían que venir nuevas medidas.

El panista celebró, además, la reunión de los 16 médicos que forman parte de la 64 Legislatura para sesionar, por primera vez, en una comisión que va a brindar ideas para hacer una contribución responsable al debate sobre la pandemia, desde el Congreso.

 * Alito y diez de los doce gobernadores del PRI, incluidos los dos que forman parte de la Alianza Federalista, se reunieron ayer con la titular de la Segob, Olga Sánchez Cordero.

En la agenda del cónclave se incluyeron los proyectos de gestión de las entidades federativas en el periodo 2020-2021: el seguimiento a las acciones de atención del
covid-19 y la coordinación y cooperación institucional con el gobierno federal, de acuerdo al boletín del CEN del tricolor.

No asistieron la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, quien se recupera de covid ni Carlos Miguel Aysa González, de Campeche.

El encuentro ocurrió al día siguiente de que el Presidente declarara que no se reuniría con los gobernadores de la Alianza porque le faltaron al respeto y no se han disculpado.

 * Salió la convocatoria para elegir candidato del PAN al gobierno de San Luis Potosí. Los aspirantes tienen hasta el martes próximo para registrarse. El requisito es llevar mil firmas de militantes locales, de un padrón de 8 mil.

Hay, extraoficialmente, tres precandidatos: el alcalde de la capital, Xavier Nava, y los senadores con licencia Octavio Pedroza y Marco Gama.

El alcalde tiene a su favor que es el mejor posicionado en las encuestas externas. Iría en coalición con el PRD. La desventaja es que no está afiliado a Acción Nacional. La militancia no lo reconoce como uno de los suyos.

Los azules tienen claro que el adversario a vencer es Morena.

Publicado en Excelsior