El gobierno federal a través de la Secretaría de Economía, confió que la llegada de Joe Biden a la Presidencia de Estados Unidos, no modifique la dinámica del T-MEC y que los procesos políticos no secuestren las agendas comerciales y productivas entre ambos países.

“En ambos países siempre hay elecciones, no negamos la importancia del proceso político que se vive en Estados Unidos, pero no deben secuestrar la agenda comercial y productiva que involucra a muchos actores”, advirtió la secretaria de Economía, Graciela Márquez.

Al participar en una reunión con los senadores integrantes del Grupo especial de seguimiento del T-MEC que preside la priista, Claudia Ruiz Massieu, la funcionaria federal, desestimó la postura que ha evidenciado la vicepresidenta electa de Estados Unidos, Kamala Harris en contra del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá y, recordó que solo fue un voto entre una mayoría de la fracción demócrata que apoyó el acuerdo.

“No estaríamos pensando que cambie la dinámica del TPP-11 (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, donde no está Estados Unidos) ni del T-MEC”, resaltó Márquez Colín.

Fuente: 24 horas