El Juzgado Segundo de Distrito de Amparo en Materia Penal en Ciudad de México se declaró incompetente para conocer la nueva demanda de amparo que promovió Alonso Ancira Elizondo, propietario de Altos Hornos de México (AHMSA), para evitar su extradición, a fin de evadir la orden de aprehensión librada en su contra el 25 de mayo de 2019 por la venta fraudulenta de la planta de agronitrogenados a Petróleos Mexicanos (Pemex). 

La defensa legal del empresario tramitó el recurso la semana pasada y entre los actos que reclaman es la omisión de las autoridades mexicanas de cancelar y/o desistir la petición, así como de coadyuvar en la extradición. 

Sin embargo, el Juzgado Segundo de Distrito, turnó el caso a su homóloga Luz María Ortega Tlapa, titular del Juzgado Octavo de Distrito de Amparo en materia Penal, quien en primera instancia le negó el amparo contra la orden de extradición. 

Según el expediente, dentro del juicio de amparo 579/2019 del Juzgado Octavo de Distrito de Amparo, le negó al dueño de AHMSA la protección de la justicia; sin embargo, inconforme interpuso recurso de revisión ante el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito, quien modificó la sentencia recurrida y concedió el amparo para el efecto de que la autoridad responsable dejara insubsistente el acto reclamado y dictara una nueva resolución, la cual podía ser en el mismo sentido pero subsanando los vicios apuntados, o en sentido diverso. 

Por ello, los abogados de Alonso Ancira reclamaron a las autoridades mexicanas el cumplimiento a la ejecutoria de amparo dictada, pues el promovente indicó que el 6 de noviembre de 2020, solicitó al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, que cancelara el procedimiento de extradición, obligación que, afirma, surgió desde que quedó insubsistente la orden de aprehensión librada en su contra. 

“En ese contexto, se estima que el Juzgado Octavo de Distrito de Amparo es el competente por turno en forma relacionada, para conocer del juicio de amparo 640/2020, turnado a este órgano jurisdiccional para que provea lo conducente”, argumentó el juzgado quinto de distrito. 

En pasado 7 de noviembre el empresario regresó nuevamente a prisión en Palma de Mallorca, de donde había salido en abril de 2019, luego de cubrir una fianza de un millón de la divisa europea.

Ancira volvió tras las rejas después de que un tribunal de apelación desestimó el recurso que interpuso en contra de su extradición. Sus abogados pueden solicitar de nuevo que se le permita volver a la libertad condicional, hasta que se concrete su extradición.

Fuente: La Jornada