Los padres y madres de los menores fallecidos en la Guardería ABC realizaron este jueves un nuevo acto de protesta frente a la Secretaría de Gobernación (SG) para exigir que se agilice el proceso de reparación integral del daño al que tienen derecho, al tiempo que anunciaron que mañana podrían acudir a la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador para que sus demandas sean atendidas.

Los familiares de los pequeños que perdieron la vida el 5 de junio de 2009 en Hermosillo, Sonora, soldaron las cruces metálicas con el nombre de sus hijos e hijas frente al llamado “Reloj chino” que se ubica en el cruce de avenida Bucareli y la calle de Atenas, muy cerca de la sede principal de la SG.

En entrevista con La Jornada, Marisol Montaño, madre de una de las pequeñas que resultaron heridas en el incendio de la Guardería ABC, denunció que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) no está elaborando de manera eficiente los documentos que las familias requieren para recibir las compensaciones necesarias por parte del Estado mexicano.

El subsecretario de derechos humanos de la SG, Alejandro Encinas, “dio la instrucción de que se hiciera todo lo que se tenía que hacer, pero los de la CEAV se están poniendo renuentes. Las resoluciones (administrativas) salen con nombres revueltos, ponen los nombres de niños vivos como fallecidos, por eso vamos a pedir otra reunión para ver qué está pasando, porque nos están dando muchas largas”, denunció la mujer.

Montaño explicó que las familias de las víctimas han preferido no levantar el plantón que instalaron desde el 2 de noviembre frente al Palacio de Cobián para asegurarse de que las autoridades efectivamente van a recibirlos y a atender sus exigencias.

“Vamos a seguir aquí y no nos vamos a ir hasta que hagan su chamba. […] Nos quedamos media familia en las instalaciones (de la SG) y media afuera en el campamento, porque el lunes pasado así nos la ‘aplicaron’: nos dieron un escrito, nos salimos y luego no nos querían recibir, por eso fue que optamos por brincarnos el cerco y hacer presión para que nos atendieran”, indicó.

Montaño explicó que, de acuerdo con las autoridades de la CEAV, el proceso de elaboración de las resoluciones en las que se ordena la reparación integral del daño a cada familia ha sido lento porque “nos comentan ‘no podemos hacer esto’, ‘no tenemos suficiente equipo de trabajo’. Ni siquiera están sacando tres por día; apenas el día de hoy sacaron dos y todavía faltamos 27”.

Luego de destacar que las indemnizaciones económicas “están saliendo con una cantidad que da vergüenza”, la mujer indicó que los padres y madres de los pequeños se encuentran con “mucho enojo y desesperación, porque ya tenemos varios días aquí, son muchos gastos y muchos se tienen que devolver (a Sonora) a trabajar”.

Por lo anterior, Montaño adelantó que “si no nos apoyan a tener otra reunión, mañana (viernes) nos vamos a ir a la mañanera, a gritarle al Presidente que seguimos esperando, que las instrucciones que le dio a Encinas no las están cumpliendo”.

Fuente: La jornada