Francisco Garfias

El Partido Verde está al borde de romper la anunciada alianza electoral que ya tiene amarrada con Morena, el PT y el Panal en Guerrero y San Luis Potosí.

No le gustó que Mario Delgado, presidente del partido del gobierno, haya declarado que Morena impondrá los candidatos y la plataforma a los partidos que se le unan en las elecciones del 2021.

Carlos Alberto Puente, líder nacional del PVEM, nos dijo que esa postura de “toma todo” que asumió Delgado es inaceptable para su partido. Los verdes van a hacer valer su derecho a proponer “perfiles ciudadanos” para que compitan en encuestas para las candidaturas y pedirán que se elabore una plataforma común de la coalición. Hay puntos —como el energético— donde no están de acuerdo con la postura del gobierno de López Obrador.

“Estamos dispuestos a respaldar al Presidente, pero eso no quiere decir que dejaremos que nos traten como si nos estuvieran haciendo el favor. Si no nos aceptan, muchas gracias, y cada quien por su lado…”, aseveró.

  • La bronca con Morena empieza cuando el PVEM propone como candidato al controvertido Ricardo Gallardo Carmona para San Luis Potosí.

El hoy diputado federal —antes coordinador de la bancada del PRD en San Lázaro—estuvo en la cárcel once meses por lavado de dinero y delincuencia organizada.

El MP lo liberó por falta de elementos probatorios.

Los morenos locales no lo tragan. Zarandearon a los enviados del CEN de Morena cuando fueron a registrar la coalición ante la autoridad federal en SLP.

En el PVEM están convencidos de que ése fue un zafarrancho armado por el gobierno local para boicotear la coalición. Le preguntamos a Puente si el pasado de Gallardo no es obstáculo para promoverlo. No lo es, dice, porque no le probaron las acusaciones. El dirigente del Verde aseguró que buscaron y buscaron sin encontrarle nada. “Ni siquiera tiene antecedentes penales. Por eso es diputado federal”, destacó.

  • Por lo pronto, ya surgió un aspirante de Morena para competir por la candidatura a gobernador de la coalición Juntos Haremos Historia en SLP.

Se trata del abogado expriista Juan Ramiro Robledo, presidente del Tribunal Estatal de Justicia Administrativa. Pidió licencia ayer para buscar la candidatura de la Coalición Juntos Haremos Historia en San Luis Potosí.

Gallardo y Robledo presumen encuestas que les favorecen. En la trinchera de enfrente, el alcalde Xavier Nava encabeza la intención de voto, pero los militantes panistas que van a decidir la encuesta no lo reconocen como uno de los suyos.

La elección en ese estado no se ve fácil para Morena y aliados. PAN-PRI-PRD y Conciencia Popular van juntos en la Coalición Sí por San Luis Potosí, algo que nunca se había dado.

Mario Delgado dio señales de pánico. Hizo las veces de curita frente a la pila y bautizó a esta coalición como el TUMOR (Todos Unidos contra Morena). Los tumores dan miedo.

Por cierto que la alianza del PAN con el PRI y el PRD, que se cocina en varias partes del país, no hace la unanimidad en el azul. El senador Damián Zepeda manifestó “tristeza” de ver a su partido en alianza con el tricolor.

“Me parece una total incongruencia. Por décadas hemos luchado por cambiar México y hoy el partido abraza lo que ayer criticó. La postura no me representa”, escribió en Twitter.

  • Colonos de Álvaro Obregón nos reclaman haber dejado fuera al diputado Sergio Mayer Bretón de la lista de aspirantes a suceder a Layda Sansores, quien no buscará la reelección, en el ayuntamiento. Nos aseguran que líderes vecinales ya forman una plantilla para apoyar al legislador federal. La semana pasada, el diputado Mayer se reunió con Héctor Ulises García Nieto, el líder de Morena en la CDMX y hombre cercano a “la jefa” Claudia Sheinbaum. Algunos lo interpretan como una palomeada.

Fe de erratas. En la lista de nombres de los que buscan la alcaldía de Álvaro Obregón le cambiamos ayer el apellido al maestro de la facultad de Derecho de la UNAM, Rafael Luna Alviso. Equivocadamente, lo bautizamos como Rafael Nieto. Una disculpa al aludido y a los lectores.

 La noche del miércoles tomó protesta Gerardo Islas Maldonado como dirigente nacional del nuevo Partido Fuerza por México. Lo hizo en la primera asamblea que celebra esa agrupación. Fue virtual debido a la pandemia. Fuerza por México fue creada e impulsada por el sindicalista Pedro Haces.

Trae una agenda incluyente. Tiene como principales banderas a los jóvenes, las mujeres, el apoyo a los matrimonios igualitarios, los derechos humanos y la reducción de la edad mínima para votar a los 16 años.

Publicado en Excélsior