El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su Gobierno no ha presentado ninguna denuncia en contra de los exmandatarios y que tampoco frenará ninguna de las acciones que la Fiscalía General de la República (FGR) tome en contra de ellos.

Durante su conferencia de prensa matutina, el Jefe del Ejecutivo federal hizo referencia a las recientes filtraciones que surgieron sobre las declaraciones del extitular de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, sobre los sobornos de Odebrecht, en los que estaría involucrado el expresidente Enrique Peña Nieto.

Aclaró que respetará los procesos que emprenda la Fiscalía dirigida por Alejandro Gertz Manero, y afirmó que será este órgano de justicia el que determine si se procederá en este momento o si se esperará a que se realice la consulta ciudadana.

“Por eso va haber una consulta, pero también hay procesos legales que están en curso. Nosotros no vamos a detener nada, pero no estamos presentando denuncias en contra de los expresidentes, eso debe quedar claro. Nosotros no presentamos la denuncia, eso sí que quede claro, ni contra Salinas, ni contra Zedillo, ni contra Fox, ni contra Calderón, ni contra el expresidente Peña Nieto”, dijo desde el Salón de Tesorería de Palacio Nacional.

El mandatario federal explicó que esto es parte del cumplimiento que debe hacerse para “no perseguir a nadie” y que no se trate de una “venganza política” o de “politiquería”, y refirió que por ello se está impulsando la consulta popular, en la que “se tomará la decisión entre todos”.

Agregó que de ninguna manera intervendrá en las acciones que la FGR decida emprender ahora que, según las filtraciones a la prensa, ésta acusa a Peña Nieto de traición a la patria y cohecho.

Añadió que cualquiera que las vías que decida tomar la Fiscalía será la correcta, pues se trata de una institución autónoma y reafirmó su confianza total hacia Gertz Manero. Sin embargo, aseguró que se hará justicia y no habrá impunidad.

“Bien, son tiempos interesantes porque por primera vez no hay consigna del Presidente, ni a favor ni en contra de nadie, es la Fiscalía que es un órgano autónomo, que afortunadamente, porque no sólo es la institución, tiene un Fiscal profesional recto, íntegro, incapaz de actuar de manera indebida, me refiero a Alejandro Gertz Manero.

Hoy el diario Reforma publica que el expresidente Enrique Peña Nieto habría sugerido a Emilio Lozoya dar contratos de Pemex a su hermano Arturo, sin embargo, éste opuso resistencia, según declaró Froylán Gracia, coordinador ejecutivo de la dirección de la petrolera, ante la FGR.

El periodista Abel Barajas reportó que dicho exfuncionario fue quien relató que Peña Nieto, Erwin Lino y Jorge Corona, secretarios particulares del exmandatario, “daban las instrucciones para favorecer al hermano del expresidente”.

“Pude observar la presión y nepotismo a la que fue sometido Emilio Lozoya por Luis Videgaray y el Presidente Enrique Peña Nieto; fue en los casos del hermano Arturo Peña Nieto y su cuñado de nombre Juan José Chimal”, se lee sobre el testimonio al que tuvo acceso Reforma.

De acuerdo con el medio de circulación nacional, Froylán Gracia detalló a las autoridades que en julio de 2013, durante una gira que realizaron por Londres, se le acercó una persona a la que jamás volvió a ver para comentarle que “querían un contrato de largo plazo de suministro de gasolinas con la empresa Pemex Internacional y que ese contrato era para beneficiar a Arturo Peña Nieto”.

“Le dije que por ningún motivo habría otro hermano incómodo en esta administración que afectara a Pemex o a Emilio Lozoya”, le respondió, agregó el periódico.

Una vez que regresaron al país, Lozoya lo habría llamado para hacerle saber que Videgaray Caso le habló con el objetivo de reclamarle por haber calificado de “incómodo” al hermano del priista.

Fuente: Sinembargo