De las 14 víctimas mortales que dejó la explosión de una pipa de gas LP en Nayarit, tres son originarias de Guanajuato.

Se trata de dos mujeres y pequeño que habrían quedado atrapados en el choque y posteriormente explosión. Fueron identificados como Verónica de 31 años, Jessica de 27 años y el hijo de Verónica de nombre Diego de 3 años de edad.

Verónica se desempañaba como educadora, mientras que Jessica era ingeniera en logística y transporte. Las víctimas formaban parte de una caravana familiar que se dirigía a vacacionar a Puerto Vallarta. Metro adelante en un vehículo iban los padres de Verónica y Jessica, así como una hermana menor.

“Uno de los vehículos compactos es de la marca Chevrolet Cruze modelo 2015 color vino, con placas CND580B del estado de Guanajuato”, informó la Fiscalía de Nayarit este lunes luego de rescatar los cuerpos de las víctimas.

En redes sociales, amigos de las víctimas compartieron mensajes para solidarizarse con la familia.

“Fuiste tan importante en la vida y formación de mi niño y de tantos niños. Siempre con tanta dedicación, amor y carisma en las aulas de preescolar”, compartió una amiga de Verónica.

La Fiscalía del Estado de Nayarit señaló de forma preliminar que la causa probable de la explosión fue el impacto originado de una pipa de gas LP con un vehículo automotor. Hasta el momento el siniestro ha dejado 14 víctimas:

“Seis cuerpos en el interior de la camioneta tipo Suburban, 3 cuerpos en el vehículo compacto tipo Cruze, 3 cuerpos en el vehículo compacto que parece Honda, 1 cuerpo que quedó sobre la cinta asfáltica, probablemente conductor o copiloto de la pipa”, la catorceava víctima fue confirmada la noche del lunes por la Fiscalía de aquel estado.

La explosión alcanzó una extensión de alrededor de 2 hectáreas, en el que 4 vehículos en el lugar quedaron totalmente siniestrados, entre ellos, en el que se trasladaban las víctimas guanajuatenses.

Fuente: Publimetro