La Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (COPPPAL) hizo un llamado a todas las fuerzas políticas del Perú, para que con patriotismo puedan construir un acuerdo político que permita recobrar una gobernabilidad democrática eficaz en el país.

Alejandro Moreno Cárdenas, presidente de la COPPPAL, indicó que “en nuestro querido país hermano, el Perú”, la clase política está obligada a restituir la fortaleza de la República de la Democracia para que el interés general de la nación determine la toma de decisiones por encima de los intereses personales o de grupo, la sanidad del país lo exige y el pueblo lo merece.

El líder latinoamericano condenó el asesinato de los jóvenes Jack Brian Pintado Sánchez y Jordan Inti Sotelo Camargo, asesinados durante las protestas. “A nombre de los partidos integrantes de nuestra organización expreso mi más sentido pésame y la condena unánime por el crimen de estos dos jóvenes, cuyo único delito fue soñar con un cambio político en su país. Mi solidaridad con sus familias y con los millones de jóvenes peruanos que luchan de manera pacífica por lograr mejores escenarios de bienestar para su patria, a los cuales debemos proteger, escuchar e incluir, jamás reprimir”, manifestó.

Moreno Cárdenas pidió al nuevo gobierno del presidente Francisco Sagasti convocar de manera urgente a los partidos políticos peruanos, así como a los diversos sectores políticos, económicos y sociales a concretar un pacto incluyente de la diversidad, que permita superar la crisis y caminar hacia la construcción de un nuevo acuerdo social donde estén representados todos los peruanos, sin distinción de clases.

Dijo que el Partido Aprista Peruano y el Partido Humanista, integrantes de la COPPPAL, han expresado su compromiso para coadyuvar en el proceso de reconciliación nacional, el cual debe ser franco, sincero y transparente.

Por su parte, tanto Gerardo Morris, responsable internacional del APRA y vicepresidente de la COPPPAL, como Leonel Falcón Guerra, vocero político y secretario nacional de relaciones internacionales del Partido Humanista Peruano, externaron su pesar por el cobarde asesinato de los dos jóvenes durante las manifestaciones y demandaron castigo a los culpables.

Morris avaló la legalidad de los actos del Congreso que dieron lugar a la vacancia por corrupción de Martín Vizcarra, así como la sucesión constitucional de Manuel Merino a Sagasti, tras la represión de las protestas que causaron la muerte de dos jóvenes. “La designación de Sagasti es una sucesión constitucional, hija de la sucesión constitucional de Merino, lo que reafirma que la destitución de Vizcarra estuvo apegada a derecho y no fue un golpe de Estado”, precisó.

Morris reconoció que la crisis política del Perú no se solucionará en automático con la llegada de Sagasti a la presidencia, sino con el trabajo, responsabilidad y generosidad de la clase política, que debe entender y escuchar al pueblo peruano, que hoy demanda mayor apertura democrática, ser escuchado e incluido en la toma de decisiones. “En el APRA tenemos total disposición y compromiso para apoyar el proceso de paz y reconciliación nacional. Somos un partido de compromiso social, incluyente, reconocedor de la pluralidad política y de profundo amor por nuestra patria, siempre siguiendo el ejemplo de Víctor Raúl Haya de la Torre”, concluyó.