Esta tarde, La Junta Independiente de Expertos Laborales de México entregó al próximo gobierno de Joe Biden el primer reporte sobre los avances de la reforma laboral que comenzó a llevarse a cabo desde el pasado mes de mayo de 2019, en el que se identifica un avance con respecto en el sistema laboral requerido por el nuevo tratado comercial, sin embargo, incumple en obligaciones laborales.

En el informe se destacan los esfuerzos de México para implementar la reforma laboral y aunque ésta primera fase de implementación de las nuevas instituciones laborales se tuvo que posponer por la pandemia del Covid-19, “la Junta ha identificado una serie de preocupaciones serias con proceso de aplicación de la ley laboral que creemos debe abordarse con prontitud”.

Incluso emite varias recomendaciones, entre ellas:

1. Acabar con la violencia contra los trabajadores

2. Promover la transparencia

3. Enfocar la implementación en sectores prioritarios de T-MEC

4. Reformar el proceso de legitimación

5. Fortalecer las inspecciones laborales

6. Incrementar y enfocar los fondos del Gobierno de EUA en la construcción de capacidades de los trabajadores

7. Hacer que los empleadores cumplan

8. Que el Gobierno de EUA y sus representantes en México, envíen el mensaje a las compañías productoras de bienes y servicios, de que las cosas no pueden seguir “como si nada” en lo que respecta a los derechos de los trabajadores de organizarse y negociar.

Este primer informe que publica la Junta Independiente de Expertos Laborales de México destaca que uno de los principales retos comerciales para el gobierno entrante de Joe Biden es asegurar que se lleven a cabo los objetivos del T-MEC.

El tratado tiene la finalidad de mejorar las condiciones laborales y el sueldo de los trabajadores de México, para evitar que las empresas no resten valor a los trabajadores que trasladen sus fábricas a México.

Además busca reformas radicales en las leyes institucionales de México para que los sindicatos del país trabajen con democracia.

Por lo que el gobierno de Biden deberá esforzarse para determinar si el T-MEC finalmente resultará con éxito.

El TLCAN ahora T-MEC, llegó en 1990 con el propósito de aumentar los salarios de los trabajadores en México y así equilibrar su posición con respecto al país vecino, sin embargo, desde que entró en vigor en 1994, los trabajadores han percibido suelos bastante limitados.