Tras celebrar el retraso de la aprobación de la Ley Banxico en la Cámara de Diputados, Andrés Manuel López Obrador calificó como una exageración de las autoridades del banco central decir que van a perder autonomía, quienes asumen una posición muy dogmática sobre el tema de la captación de dólares.

AMLO señaló que fue buena la decisión que tomaron los legisladores en este caso porque da tiempo a recoger los sentimientos, puntos de vista de todos, y de informar al pueblo en qué consiste realmente esta reforma porque a veces por desconocimiento se exagera.

“Hablaban por ejemplo de afectación a la autonomía al Banco de México y se me hace una exageración, pero que se explique en qué consiste (…) Es muy bueno que haya tiempo, que se analice con mucha objetividad sin dogmatismos, porque los financieros, con todo respeto, son muy dogmáticos; se metió en este tema hasta el Fondo Monetario Internacional”, dijo AMLO en la conferencia matutina.

Opinó que se generó mucho ruido con la Ley del Banco de México y la captación de dólares, por ello, abundó, se tiene que actuar en beneficio del pueblo, sin perjudicar a ninguna institución.

Desde luego hay que respetar la autonomía del Banco de México, pero tampoco exagerar y que actuemos también con independencia porque es mucha la subordinación que se daba y que se sigue dando a organismos financieros internacionales, y de allá nos mandaban las recetas que teníamos que aplicar, una dependencia total.

“¿Qué no podemos decidir nosotros, de acuerdo con lo que conviene al pueblo?, cuestionó al tiempo de pedir al banco central que ayude más para que haya crecimiento y bienestar porque nada más se ajustan al control de la inflación; “es muy importante esa labor, pero necesitamos desarrollo”.

Y agregó: “Que vean al pueblo, la economía de las familias, que no estén pensando nada más los directivos de esa institución en lo financiero, y que no sean empleados de los ‘machuchones’ de las finanzas, que sean representantes de México y sobre todo del pueblo de México”.

Fuente: La Razón