Desafiando la pandemia de Covid-19, cientos de “paisanos” cruzaron de Estados Unidos, el país más afectado por el nuevo Coronavirus, a México para visitar a sus familiares.

Conformada por 500 vehículos ingreso a territorio nacional por el Puente Internacional 2 de Nuevo Laredo, la caravana de paisanos procedentes de Estados Unidos y que tiene como destino la ciudad de Querétaro, para pasar las fiestas decembrinas con sus familias.

El contingente está conformado por 276 familias originarias de los municipios de la Sierra Gorda de Querétaro y el resto de estados como Hidalgo, Guanajuato y Michoacán que se sumaron a la acción organizada por el gobierno queretano.

Las autoridades de seguridad de Querétaro coordinaron el ingreso de los paisanos a través de registros previos a través de una APP, donde registraron sus pruebas de COVID-19 y el trámite de internación de sus vehículos.

Además, el gobierno de Querétaro informó que, por disposiciones sanitarias las familias queretanas que ingresaron al país a través de esta caravana, deberán permanecer en cuarentena de 14 días en sus domicilios, como parte de los protocolos implementados ante la pandemia.

Autoridades de los tres niveles de gobierno se coordinaron para brindar atención y seguridad a los connacionales, quienes fueron escoltados desde el módulo de Control de Importación e Internación Temporal de Vehículos (CITEV) hasta el Kilómetro 26.

El secretario del Ayuntamiento Raúl Cárdenas Thomae, dijo que los paisanos decidieron venir aún y con el exhorto de quedarse en sus lugares de residencia por causa de la pandemia, y es por ello que se implementa el operativo para brindarles seguridad en su paso por Nuevo Laredo.

“Ha cruzado una tercera parte de los paisanos que lo hicieron el año pasado, lo que quiere decir que mucha gente sí se está quedando en Estados Unidos, y no vienen a visitar a su familiares, yo les pedí en varias entrevistas que este año trataran de no venir por la pandemia, pero los que llegaron, con mucho gusto los estamos recibiendo”, expresó.

El Delegado del Instituto Nacional de Migración (INM), Segismundo Doguin Martínez, expresó que aún y cuando la cifra de paisanos ha disminuido considerablemente, es a partir de esta fecha que incrementa el cruce de los connacionales por esta frontera.

“Lo fuerte empieza a partir de hoy hasta antes del día 24, este fin de semana será lo más complicado, obviamente esperamos que sea lo menos posible también. El año pasado, en esta fecha fueron 30 mil atenciones, al día de hoy llevamos 11 mil, si se dan cuenta traemos una reducción muy grande”, indicó.

Por su parte, el General Brigadier Diplomado de Estado Mayor Jorge Pedro Nieto Sánchez, Comandante de la Guarnición Militar de la Plaza de Nuevo Laredo, dijo que la vigilancia será permanente a partir de esta fecha, y trabajarán en coordinación con autoridades municipales y estatales.

“La indicación que tiene el personal es sumarnos al esfuerzo que hace el municipio y el estado, la Policía Estatal, personal de Tránsito, incluso autoridades estatales que acudieron desde Querétaro a conducir la caravana que en su momento llegará hasta esa ciudad, nos sumamos al esfuerzo con personal del Ejército y de la Guardia Nacional”, mencionó.

Fuente: La Jornada