La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señaló este jueves que el desempleo en las regiones de América Latina y el Caribe subió a un 10% en este 2020 como consecuencia de la pandemia de Covid-19. Ambas zonas del continente experimentan un alto porcentaje de contagios.

De acuerdo con el informe anual de la OIT llamado Panorama Laboral 2020, el aumento en el desempleo es la muestra de la crisis que atraviesa esta zona del mundo.

El Panorama Laboral 2020 registra un fuerte aumento en la tasa de desocupación que subiría hasta 2.5 puntos porcentuales en comparación con el año anterior, pasando de 8.1% a 10.6%. Esto significaría que el número de personas que buscan empleo y que no lo pueden conseguir aumenta en 5.4 millones y llega hasta 30.1 millones”, advirtió la OIT.

La desocupación juvenil subió 2.7 puntos porcentuales hasta el 23.2% a tasa interanual. Casi uno de cada cuatro jóvenes estaba en el desempleo al término del tercer trimestre de 2020.

Al igual que el aumento en el desempleo, el total de personas que dejaron de buscar trabajo también subió. El informe indica que la principal razón es la falta de oportunidades.

La tasa de participación, que mide la intención de búsqueda de empleo, bajó 5.4 puntos porcentuales entre el segundo y tercer trimestre del año. El indicador está actualmente en 57.2%.

“Los impactos han sido devastadores y llegamos a 2021 con el empleo en terapia intensiva (…). Esta es la crisis más grande que haya registrado este informe en toda su existencia”, opinó Vinícius Pinheiro, director de la OIT para la región de América Latina y el Caribe.

Estos resultados han provocado que la región haya retrocedido al menos diez años, de acuerdo con sus estimaciones.

La previsión para 2021 no es mejor, ya que el desempleo podría llegar al 11.2% debido a que la mayor parte de los que perdieron su trabajo no buscaron uno nuevo y quedaron, por lo tanto, al margen del mercado laboral. 

En esa situación se encuentran, aproximadamente, unas 23 millones de personas.

Fuente: Latinus