La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) denunció ante la Fiscalía General de la República (FGR) a la iglesia La Luz del Mundo y su líder, Naasón Joaquín García.

En total se presentaron cinco denuncias por delitos fiscales y operaciones con recursos de procedencia ilícita, por presuntamente la omisión ante las autoridades de sus ingresos, lo que constituiría  enriquecimiento ilegal.

De acuerdo con la UIF, La Luz del Mundo “no guarda relación con el objetivo y los fines” para las cuales fue constituida.

La investigación señala que la iglesia realizó pagos por montos muy elevados para adquirir bienes o servicios de lujo, tales como tarjetas de crédito y vehículos blindados, “que no son acordes al perfil y objeto de las organizaciones sin fines de lucro, con la denominación de actividades religiosas”.

También se señala a Joaquín García y La Luz del Mundo de realizar actividades con fines de lucro como la compra de inmuebles y acciones y el cobro de intereses.

La UIF expuso que reciben recursos financieros para llevar a cabo inversiones con el fin de tener utilidades, mismas que no manifiestan ante la autoridad hacendaria pese a ser gravables o deducibles para el pago de impuestos.

“Realizan transferencias financieras por altos montos, dirigidas a personas físicas y morales con las que no se identifica el tipo de relación. Las organizaciones sin fines de lucro, con la denominación de actividades religiosas envían recursos financieros por cantidades significativas de dinero, mediante transferencias internacionales, personas físicas y morales en países clasificados como paraísos fiscales”, detalló.

Fuente: Milenio