Como obvia y natural, el Presidente calificó la alianza Va por México, que ayer presentaron PAN, PRI y PRD, y la cual consideró tiene como principal objetivo quitar el presupuesto a los pobres.

“Es algo natural, obvio. Ellos se están agrupando porque representan al antiguo régimen. Ellos dominaron en los últimos 40 años y lo hicieron asociados, simulando que eran distintos. Ahora ya como se está llevando a cabo una transformación, se quitan las máscaras, se abrazan y se agrupan para defender a los privilegios, lo que significó la política neoliberal”.

Destacó que dentro de la alianza están intereses creados, como empresarios que no pagaban impuestos o los que hacían negocios al amparo del poder público, así como los que simplemente coinciden con el pensamiento conservador.

“El grupo que domina a los que se están uniendo, los que mandan, porque siempre hay niveles, los machuchones lo que más les importa es quitarnos el presupuesto, para decirlo con más claridad: quitarle el presupuesto a los pobres. Lo demás es secundario, quién gana una gubernatura, quién los ayuntamientos, quién la mayoría de los congresos locales. Lo que les importa es que no tengamos una representación mayoritaria en la Cámara de Diputados, y cuál es la facultad exclusiva de la Cámara de Diputados: aprobar el presupuesto.

“No soportan el que haya pensión para adultos mayores, para niños con discapacidad, no soportan que los estudiantes pobres reciban becas. Les molesta aunque se exprese porque no se lleva a la práctica -porque es un proceso largo- la atención médica y medicamentos gratuitos. Les molesta que se siga fortaleciendo la educación pública”.

Aunque no han definido el número ni los distritos en los que irían en alianza, los partidos afirmaron que el principal objetivo sí es tener la mayoría en la Cámara de Diputados.

Afirmó que es un “timbre de orgullo y triunfo moral” que se unan para detener la transformación que inició un revolucionario, pues si no hubiera reacción sería porque realmente no ha habido cambios en el gobierno.

Tiempo de mandar cartas

El morenista resaltó que la elección de 2021 será de las más interesantes porque el pueblo decidirá si se quiere regresar al pasado o quedarse con la cuarta transformación; y aseguró que no habrá intervención del Gobierno de México, pues ni siquiera se ha metido en la elección interna de Morena.

“Nadie puede decir que tengo un candidato, que he hecho una recomendación. A nadie, me entero como ustedes (reporteros) por las noticias”.

Afirmó que ninguna autoridad debe meter mano en la elección, por lo que siguiendo la tradición de Francisco I Madero, es hora “es tiempo de mandar cartas” a todos los gobernadores para que no se metan en el proceso.

Fuente: 24 horas