Desde que la vacuna del coronavirus llegó a México, las autoridades del país anunciaron que esta se aplicaría primero al personal de salud que atiende en primera línea la pandemia. De ahí en adelante las dosis se administrarían de los grupos de mayor a menor riesgo.

Sin embargo, en el estado de Coahuila, donde ya se comenzó con la vacunación, 29 funcionarios se habrían colado para vacunarse contra el COVID-19. De acuerdo con el periódico Milenio, el personal del 12 Regimiento de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que aplicó el antídoto dio a conocer que en lugar de solo administrar las 108 vacunas para el personal médico, se aplicaron 209.

En el grupo de personas adicional se encontraría el jefe de Jurisdicción Sanitaria de Acuña, Guillermo Herrera, quien, aunque es doctor, desempeña un trabajo administrativo y no atiende a ningún paciente con SARS-CoV-2.

Por otro lado, fue vacunado el jefe de Jurisdicción Sanitaria Número 2 quien, de acuerdo con la Secretaría de Salud estatal, anteriormente dio positivo a COVID-19 y “supervisa de forma continua y presencialmente unidades médicas en las que se atiende directamente a pacientes” con la enfermedad.

El medio mexicano dio a conocer que también se le administró dosis a dos ingenieros en sistemas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quienes tampoco tienen ningún tipo de contacto con pacientes infectados.

Tanto el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, como el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) pidieron que se respetara el proceso de vacunación y advirtieron que no se permitirá que se vacunen personas que no atiendan casos directamente.

En la conferencia matutina, el ejecutivo pidió a los mexicanos que colaboraran con el plan de vacunación para que este se lleva acabo con equidad y rectitud.

Estamos insistiendo mucho en que no haya influyentismo. Que los trabajadores de la salud que se vacunen sean los que están en hospitales COVID, y que el segundo grupo sea para adultos mayores empezando por los de mayor edad. Estén donde estén.”, recalcó.

Aseguró que los ciudadanos son los mejores vigilantes y señaló que él recibirá la vacuna hasta que le toque por su edad.

El pasado 28 de diciembre, el presidente emitió un mensaje en sus redes sociales donde explicó el esquema de vacunación. En primer lugar, recalcó que la vacuna sería universal y gratuita, pues se tiene planteado que toda la población la reciba.

Pero ésta será aplicada desde los grupos con mayor edad hasta los más jóvenes, una vez que el personal de salud haya sido completamente inmunizado contra el COVID-19.Terminando el personal de salud en la aplicación de su primera dosis, ya para la segunda quincena de enero, empezamos con los adultos mayores, los ancianos, empezamos con los de más edad de 100 a 90 años, si no pueden salir se vacunan en sus casas

López Obrador señaló también que las vacunas se aplicarían bajo la misma dinámica que los programas de pensiones, es decir, aquellas personas que no puedan asistir a los centros, tendrán la oportunidad de ser vacunados en sus domicilios. “Va una brigada y se le entregan de manera directa sus apoyos. Así le vamos a hacer, pero para la vacunación. Lo mismo, los que puedan llegar y lo necesitan, se vacunan”, recalcó.

Fuente: Infobae