Funcionarios de salud británicos reactivaron los hospitales de emergencia que se levantaron al comienzo de la pandemia para manejar un aumento en los casos de Covid-19 que está poniendo a las salas existentes bajo una presión extrema, particularmente en Londres.

Reino Unido ha registrado más de 50,000 nuevos casos diarios del virus durante los últimos cuatro días, impulsados en parte por una nueva variante que es mucho más infecciosa y un aumento en el número de personas que mueren cada día.

Los médicos han advertido que están luchando para sobrellevar la situación, especialmente cuando tantos colegas están enfermos o tienen que aislarse, y los paramédicos y enfermeras han tenido que tratar a los pacientes en ambulancias debido a la escasez de camas disponibles.

Un correo electrónico al personal del Royal London Hospital dijo que ahora estaba en “modo de medicina de desastres”.

Una portavoz del Servicio Nacional de Salud (NHS) indicó que el hospital Nightingale en Londres se estaba preparando para reabrir si fuera necesario.

“En previsión de las presiones que aumentan por la propagación de la nueva variante de infección, se pidió a la región de Londres del NHS que se asegurara de que el Nightingale se reactivase y estuviera listo para admitir pacientes en caso de que fuera necesario”, dijo. “Ese proceso está en marcha”.

El hospital, con sede en el Centro de Exposiciones Excel en los Docklands de Londres y el nombre de la pionera de la enfermería victoriana Florence Nightingale, contará con médicos londinenses con apoyo adicional del ejército y socios en el sector voluntario si es necesario, indicó la portavoz.

Los hospitales Nightingale son sitios temporales construidos con la ayuda del ejército en cuestión de días en marzo y abril, cuando los hospitales lucharon por primera vez para hacer frente a la afluencia de pacientes con Covid-19

Fuente: El Economista