Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación (Segob), manifestó que el gobierno federal mantiene estrecha comunicación con el gobierno de Chiapas para atender el caso de feminicidio de la doctora Mariana Dávalos, y llamó a que este caso sea atendido con perspectiva de género.

En conferencia de prensa, la ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) manifestó que de no hacerlo el resultado podría ser diferente.

Indicó que este feminicidio muestra que falta un camino largo en combatir y erradicar la violencia contra las mujeres.

En el caso de Mariana por supuesto que hemos insistido en esta estrecha comunicación con las autoridades de Chiapas, en relación del caso, que sea investigado con perspectiva de género.

La diferencia y no hacerlo, las cosas puedes ser distintas y el resultado puede ser muy diferente”, dijo.

En Palacio Nacional, la secretaria indicó que Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) intervienen ya en el caso.

Exhortó a las autoridades municipales a que tengan la sensibilidad de tratar estos casos con perspectiva de género y no recriminalicen a las mujeres “y las manden a su casa y a su suerte”. “Creo que esta situación nos indica que todavía falta un camino largo en combatir y erradicar esta violencia”, dijo.

PROTESTAN POR FEMINICIDIO

Más de 300 personas marcharon este domingo en Chiapas, en el sureste mexicano, para exigir justicia por el feminicidio de la médica Mariana Sánchez, quien apareció ahorcada tras interponer una denuncia por abuso sexual que las autoridades ignoraron.

Ante la indignación nacional que ha despertado el caso, la manifestación partió de la Plaza de la Resistencia del centro de San Cristóbal de las Casas hasta la facultad de derecho de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach), donde se sumaron organizaciones civiles, maestros y estudiantes.

Los manifestantes llevaban pancartas y mantas para exigir justicia y la renuncia del director de la facultad de medicina y del rector de la Universidad Autónoma de Chiapas, donde la joven de 24 años realizaba su pasantía.

“Pensamos y creemos firmemente que ha sido una negligencia, no solo de las instituciones administrativas sino también de las académicas dado que la universidad no ha sido acompañante total en este proceso para la familia en la búsqueda de la justicia”, expresó Ana, una de las manifestantes.

El caso de Mariana, egresada de la licenciatura en medicina de la Unach, ha causado indignación nacional desde el hallazgo de su cuerpo este jueves porque días antes denunció una violación durante su servicio social en la comunidad Nueva Palestina, municipio de Ocosingo, de la selva de Chiapas.
Mariana presentó una denuncia en la Fiscalía General del Estado (FGE) y un reporte en la Secretaría de Salud del Estado, a la que pertenecía, pero la primera mostró indiferencia por el caso y la segunda solo le ofreció un mes de vacaciones.

Fuente: El País