El pleno del Senado de la República aprobó, por unanimidad, la realización de sesiones a distancia para prevenir la transmisión del virus que provoca la enfermedad Covid-19, que en México ya provocó, hasta esta noche, la muerte de 159,100 personas.

“Las sesiones ordinarias del Senado serán de forma presencial y se procurará que su duración no sea mayor a cuatro horas. No obstante, en virtud de la existencia de condiciones de riesgo de contagio con base en la información del Consejo de Salubridad General, la Mesa Directiva, a propuesta de la Junta de Coordinación Política, programará y convocará excepcionalmente a la realización de sesiones bajo la modalidad a distancia a través de videoconferencia segura e identificación biométrica para asistencia y votación que interactúe con el sistema actual del pleno’’, establece el Acuerdo parlamentario del Senado de la República para la Implementación de Sesiones a Distancia con carácter excepcional durante la emergencia de salud pública por razones de fuerza mayor originada por el virus SARS-CoV-2.

A mano alzada, en el arranque del segundo periodo de sesiones ordinarias del tercero y último año de ejercicio de la LXIV Legislatura, cuya primera sesión del pleno cameral fue presencial, se determinó, además, que en la modalidad presencial los senadores concurrirán al recinto parlamentario y seguirán el desarrollo de la sesión desde sus oficinas, coordinándose para su presencia en el salón de sesiones de acuerdo con el protocolo establecido para la concurrencia máxima de 50 personas.

El acuerdo referido, que establece las reglas generales temporales para el desarrollo de las sesiones plenarias del periodo ordinario en curso, así como de las reuniones de la Mesa Directiva, la Junta de Coordinación Política (JCP) y las comisiones de trabajo, precisa que se podrán votar decretos que reforman cualquier ley secundaria, pero no las que enmiendan la Constitución.

Tras dos horas de sesión del pleno cameral, Eduardo Ramírez citó a la siguiente sesión que en modalidad a distancia se realizará el próximo día 9.

Fuente: El Economista