Por incorporar su labor ambiental en un proyecto social para apoyar a las familias más necesitadas con despensas durante la pandemia por COVID-19, el gobierno de Zacatecas reconoció, por segunda vez, a un estudiante del Instituto Politécnico Nacional (IPN), con el Premio Estatal de la Juventud, en esta ocasión, en la categoría Medio Ambiente.

El Secretario de Educación Púbica, Esteban Moctezuma Barragán, ha resaltado que la Nueva Escuela Mexicana está comprometida a impulsar el desarrollo sustentable a través de una educación con valores, civismo y conciencia ambiental.

“Árboles por alimento” es el programa que Jaime Vladimir Espinosa Herrera, alumno de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería, campus Zacatecas (UPIIZ), junto con un grupo de voluntarios, implementó unos meses después de que iniciara el confinamiento debido a la crisis económica originada por la pandemia de SARS-CoV-2, que golpeó a gran parte de la población en su entidad.

Desde hace seis años el zacatecano, originario de Fresnillo, encabeza a un grupo de voluntarios que se dedican a realizar campañas de reforestación en el estado, pero en este año 2020 consideró necesario cambiar los planes y empezar a intercambiar los 60 arbolitos que tenía destinados a plantar, por productos alimenticios no perecederos.

“El programa inició entre los vecinos de mi colonia y fue creciendo poco a poco, incluso los medios locales comenzaron a hacer promoción, después la gente me escribía en las redes sociales para cooperar, hasta el gobierno del estado donó 250 arbolitos endémicos más, con los que hemos logrado apoyar a más de 500 familias en los municipios de Río Grande, Fresnillo, Guadalupe, Villanueva, Vetagrande, Saín Alto y Zacatecas” indicó.

Es la segunda vez que el alumno de la carrera de Ingeniería Ambiental del IPN obtiene el Premio Estatal de la Juventud, la primera ocasión fue en 2017, en la categoría al Mérito Campesino, por crear un fertilizante orgánico, que desarrolló como parte de una estancia en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), y por el que también se hizo acreedor al Premio Municipal de la Juventud, de Fresnillo.

En esta ocasión, el Instituto de la Juventud del estado (Injuventud) lo postuló para obtener este premio, que reconoce el esfuerzo y labor de jóvenes zacatecanos, cuyas acciones y trabajo en distintos campos generan cambios en su entorno, ya que como él mismo dice: “los estudiantes politécnicos estamos obligados a llevar a la realidad el lema de la institución ‘la Técnica al Servicio de la Patria’, no sólo en las aulas y laboratorios, sino también en la parte económica, ambiental y social”.