La defensa de Alonso Ancira Elizondo ofreció dejar dos millones de dólares como garantía para que se le otorgue el beneficio de la prisión preventiva domiciliaria, en lo que se define su situación jurídica.

Durante la audiencia inicial, los abogados del empresario ofrecieron también entregar los dos pasaportes de su cliente, el de México y el de Estados Unidos, ya que tiene la doble nacionalidad, como garantía de que no saldrá del país.

Adelantaron que aceptarían que se le colocara un brazalete electrónico a Ancira y argumentaron que no puede permanecer en la cárcel, debido a su edad y mal estado de salud.

El juez de control decretó un receso de 30 minutos para decidir sobre la manera en que el entrevistado pasará este periodo de prisión preventiva.

Fuente: La Jornada