Los habitantes del poblado indígena de San Juan Cancuc, en Chiapas, rechazaron la posibilidad de aplicarse la vacuna contra COVID-19, informaron las autoridades locales.

En un oficio enviado a las autoridades sanitarias de la zona, el alcalde de la población, José López, aseguró que la decisión fue sometida a consulta y que los poco más de 24 mil pobladores decidieron que no se vacunarán.

“Solo dos personas voluntariamente quieren aplicarse la vacuna”, dijo el funcionario en su escrito dirigido a un representante local de las autoridades sanitarias.

López señaló que el pasado 28 de enero se realizó una asamblea con auxiliares municipales y los comités de salud de las comunidades, donde fueron explicados los beneficios y posibles efectos adversos del biológico.

“En San Juan Cancuc no se llevará a cabo la campaña de vacunación contra el COVID-19 en la etapa de aplicación para el adulto mayor y en ninguna otra etapa”, notificó el alcalde, sin ahondar en los argumentos.

En comunidades como San Juan Cancuc, de población maya tseltal, muchas decisiones se toman por el sistema de usos y costumbres, que las autoridades civiles suelen respetar.

Estas localidades tienen sus propios comités de salud y también juzgados de paz y reconciliación.

En junio pasado, pobladores de municipios como San Cristóbal de Las Casas, Las Rosas, Las Margaritas o los de la región de Mezcalapa, incluso frenaron fumigaciones contra el dengue y atacaron hospitales por miedo a contagio de COVID.

Fuente: Animal Político