Al inaugurar la Base Aérea Militar Número 1 en Santa Lucía, en lo que significa la primera fase del nuevo aeropuerto internacional Felipe Ángeles, el presidente Andrés Manuel López Obrador justificó la participación del Ejército en las principales obras de infraestructura del país porque su propósito “no es el lucro, sino, el servicio al pueblo”.

El mandatario estrenó la pista militar al arribar en un avión de la Fuerza Aérea junto a parte de su gabinete y gobernadores, en un vuelo de poco menos de 10 minutos que despegó de la Base Aérea Número 9, antes Hangar Presidencial.

En Santa Lucía, tras un desayuno con motivo del Día de la Fuerza Aérea, el mandatario condecoró a pilotos y especialistas que han participado en misiones de traslado de equipo médico, pacientes, vacunas y repatriación de connacionales para el combate a la epidemia de Covid-19.

En su mensaje, el Presidente reiteró la promesa de que el 21 de marzo de 2022 se inaugurará la totalidad del aeropuerto internacional Felipe Ángeles, con un costo no mayor a 75 mil millones de pesos.

Destacó que a tan sólo un año y cuatro meses de iniciadas las obras, se culminó la pista y base aérea militar. Además, en los próximos días se inaugurarán instalaciones militares complementarias.

El mandatario recordó que en 2018 se canceló la construcción del aeropuerto en Texcoco porque su continuación hubiera significado un gasto superior en 225 mil millones de pesos respecto a lo que costará la terminal aérea de Santa Lucía.

A su vez, indicó que de continuar con el proyecto de Texcoco, la obra se extendería más allá de 2024 y se desperdiciarían instalaciones como el ex Hangar Presidencial, con menos de cinco años de uso, y la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Ante ese escenario, justificó que la construcción del nuevo aeropuerto fue encargada al Ejército, porque “no tienen como propósito el lucro o la utilidad, sino, el servicio al pueblo” y a un costo menor que otras empresas.

El jefe del Ejecutivo enlistó otras de las obras que los militares construyen como los cuarteles de la Guardia Nacional y las dos mil 600 sucursales del Banco de Bienestar.

Consideró que las Fuerzas Armadas han contribuido “mucho” para resolver los problemas del país, por lo que “estoy optimista, vamos a salir adelante, vamos a salir airosos, victoriosos, tanto de la crisis económico como sanitaria y lo más importante de todo se va a consumar la cuarta transformación de la vida pública de México”.

Fuente: 24 horas