El presidente Andrés Manuel López Obrador prometió justicia ante el asesinato de la joven médica Mariana Sánchez, ocurrido en Chiapas y subrayó que no habrá impunidad en este caso ni en ningún otro, “producto de la descomposición social heredada”, dijo.

“Muy lamentable. Mi pésame sentido a sus familiares, es algo muy triste, y ya se está actuando, ya han habido destituciones, ya se tiene identificado a presuntos responsables y están abiertas las investigaciones y no hay impunidad para nadie, ni en este caso ni en ningún otro”, señaló.

Al final de la conferencia matutina de este miércoles, en Palacio Nacional, el mandatario señaló que hechos muy lamentables, como el de la joven Mariana.

La diferencia entre antes y ahora, aseveró, es que a lo mejor había impunidad y no se castigaba a los responsables, aun sabiéndose, porque había influyentismo, protección.

“Eso ya no hay en México; el que comete una fechoría, un delito, es castigado, sea quien sea”, expresó.

Esel mismo caso lamentable de los migrantes que fueron asesinados e incinerados en la frontera. Ya están detenidos policías que participaron en estos hechos, añadió.

“Entonces, no se permite en México impunidad para nadie. Eso debe de quedar muy claro. Quisiéramos que esto no pasara, desgraciadamente hay esta descomposición social que también es heredada y que tiene que ver con los saldos, con el fruto podrido de la política neoliberal, de la pérdida de valores, del individualismo, del egoismo, de la falta de amor al prójimo”. Toda esta descomposición, reiteró, se dio porque la política neoliberal no sólo fue corrupción, saqueo, pobreza, fue también pérdida de valores, un proceso de degradación progresivo, una decadencia.

Para enfrentar esa situación, insistió, no hay más que una transformación a fondo.

“Estamos atendiendo este lamentable hecho y se les va a estar informando constantemente”, dijo.

Fuente: la Jornada