Ana María Flores García, directora de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Chiapas (UNACH), presentó su renuncia al cargo debido a las quejas y peticiones de la comunidad estudiantil por el caso de Mariana Sánchez Dávalos, víctima de feminicidio en Ocosingo.

Previamente, los estudiantes de Medicina que realizan su servicio social sostuvieron un diálogo con la ahora exdirectora para exigirle protocolos de seguridad para el alumnado y para pedir que el caso de la joven de 24 años no quedara impune.

Sin embargo, la comunidad no quedó conforme con las respuestas que brindó Flores García, por lo que como parte de las protestas y el paro de actividades que se mantiene desde el pasado 30 de enero, pidió la destitución de la también médica.

Ana María Flores expuso que desde que se dio a conocer el fallecimiento de la joven Mariana Sánchez ha colaborado con las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chiapas, pero aseguró que ni la Facultad ni la UNACH tenía conocimiento previo de “algún hecho que atentara contra la integridad de la estudiante”, por lo que lamentó que no se contara con la información que permitiera actuar y evitar lo ocurrido con Sánchez Dávalos.

“Hemos cooperado con las instancias judiciales, y ese seguirá siendo nuestro actuar hasta que este terrible suceso quede totalmente aclarado y se haga justicia para nuestra estudiante Mariana”, recalcó la doctora.

Agregó que hasta el momento, las autoridades de la Fiscalía han presentado un avance significativo en el que “se ha aclarado con pruebas contundentes que la Universidad ha actuado oportunamente ante casos sensibles de la comunidad estudiantil”.

“Una vez que se ha dejado constancia que nuestro actuar y conducta institucional han estado apegadas en todo momento a la normatividad y a nuestro deber moral, presento ante usted mi renuncia al cargo de directora de esta Facultad”, expuso Ana María Flores García en una carta dirigida al rector de la UNACH, Carlos Natarén Nandayapa.

Por otra parte, también presentó su salida del cargo el responsable del área de servicio social de la Facultad de Medicina, Carlos Alberto López Jiménez, luego de los señalamientos constantes que se han hecho en su contra asegurando que él sí sabía del caso de acoso sexual en contra de Mariana.

Fuente: Sinembargo