Por. Abiud Hernández Leyva

-Afirma AMLO que no meterá mano en las elecciones.
-MORENA se fragmenta en sus bases.
-Ejercito Mexicano, a las órdenes del Presidente.

Acerca de las elecciones del 2021 en México, en la conferencia de prensa, AMLO, afirmó que enviará una carta a Gobernadores y Presidentes Municipales para que no metan mano a la contienda electoral y se use el presupuesto para otras acciones. Inclusive mencionó que no tendrá injerencia en el partido MORENA, para la elección de candidatos, con lo cual busca que desde su partido que fundó estén los elementos propicios para ganar las elecciones. Ante tales declaraciones pareciera que sólo le habla a su militancia, la cual sigue sin entender que son quienes tienen el poder ahora y que su discurso para desacreditar a todo aquel que no está con ellos, hoy está de sobra. El tiempo apremia y los seguidores del presidente siguen sin ponerse en marcha, toda la estructura del gobierno federal es quien está haciendo el trabajo operativo del partido. A toda costa se ve el uso de programas federales para incentivar a la población a los actos del gobierno federal, pongo sólo como ejemplo la vacunación de los siervos de nación antes que todo el personal de salud que está en primera línea. Tan grande es la preocupación del Presidente que ahora sí toda la estructura del estado estará a las órdenes de AMLO, para seguir con su cuarta transformación por que si fracasa, aguas, aguas México.

Ante la imposición de candidatos a modo por visto bueno de Mario Delgado, las bases puras de MORENA, están molestas por no ser tomadas en cuenta y mantienen un pie de lucha para que este proceso interno sea legal, seguro con la armonía de los simpatizantes. Ahora su enojo es por la reelección de actores políticos que buscan seguir en el cargo, lo que ha generado una pelea mediática en redes sociales con opiniones del personal que fundó el partido y que sólo busca que sea tomada en cuenta. Mientras tanto en las oficinas oficiales aún se encuentran tomadas por grupos de su partido que buscan una oportunidad para seguir confiando en los estatutos de su partido. Desde el proceso de elección a la presidencia de ese movimiento el tiempo se le vino encima y ahora ante un proceso general de puestos de elección popular, trabajan a marchas forzadas demostrando que siguen con la misma política de que solo sus amigos serán los primeros y los operativos, seguirán siendo operativos.

El único lugar donde el presidente AMLO, se siente realmente tranquilo es con el ejército mexicano, ya que ahí solo se tiene una enmienda, acatar las órdenes de los superiores sin cuestionarlas. De tal forma que las decisiones que se toman y que se dan a mandos del ejército, se acatan. Por eso ahora esta institución del estado mexicano, es la que está sacando al país adelante por la decisión de servir al pueblo. AMLO sabe que sin las fuerzas armadas no puede gobernar y ahora le ofrenda todo lo que se pueda para que esté de su lado. Además es también a quien le tiene miedo, los militares son los únicos que pueden hacer un golpe de estado, de ahí algunas decisiones que han sido confrontadas por la sociedad como la exoneración de Cienfuegos. Sin embargo destacó la responsabilidad del Ejército Mexicano que siempre se la raja en los ambientes donde se les necesita a todas horas. En hora buena mi reconocimiento a todo el personal.