El semáforo rojo disparó aún más los atracos violentos contra negociaciones de la capital potosina, entre enero y las primeras semanas de febrero se suman 190 robos a comercio.

Durante este periodo los propietarios debieron cerrar sus puertas a las 6:00 de la tarde y los maleantes operaron con total impunidad en plena luz del día.

En el primer mes del año ocurrieron 128 robos a establecimientos, además de aquellos que no se denuncian; mientras que febrero suma ya 62 y de estos 51 fueron en la última semana, en treinta de los casos se denunció que las víctimas fueron violentadas e incluso amenazadas con armas de fuego.

Para el director de Seguridad Pública del Estado, Arturo Landeros Hernández, este tipo de ilícitos se incrementaron a consecuencia de las medidas restrictiva y se vuelve necesario que refuercen vigilancia sobre todo en la Zona Metropolitana.

“No tenemos una zona específica, esto ha sido en general varían las colonias en donde se presentan los robos”.

Fuente: 24 horas