La Cámara de Diputados aprobó con 443 votos a favor, cero en contra y una abstención, el dictamen a la minuta que reforma el artículo 8º de la Ley Federal de Cinematografía, para establecer que todas las películas exhibidas al público deberán estar subtituladas al español.

El documento, enviado al Ejecutivo Federal para sus efectos constitucionales, precisa que las clasificadas para el público infantil y los documentales educativos podrán exhibirse dobladas, pero siempre subtituladas en español, a efecto de desaparecer la brecha de inclusión de las personas con discapacidad auditiva.

Se establece un plazo de sesenta días naturales para que el Ejecutivo Federal modifique el Reglamento de la Ley Federal de Cinematografía y demás disposiciones involucradas.

Es un tema histórico de justicia social

Al fundamentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía, diputado Sergio Mayer Bretón (Morena), expresó que esta modificación es un avance significativo para el goce de los derechos humanos y culturales de las personas con discapacidad auditiva; es un tema histórico de justicia social, aseveró.

Con esta reforma se fortalece lo suscrito en la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, ratificada por México, que garantiza el acceso a la cultura de todas y todos, sin importar su condición, agregó el diputado.

El acceso a las personas con discapacidad auditiva a las salas de cine, dijo Mayer Bretón, además es indispensable para el ejercicio de sus derechos culturales, pues al subtitular las obras cinematográficas nacionales en español, beneficiará a 2.4 millones de mexicanos con algún tipo de discapacidad auditiva, lo que además permitiría fortalecer a esta importante industria del país.

Subrayó que este sector de la población tiene la capacidad plena de disfrutar las proyecciones cinematográficas, siempre y cuando estén subtituladas. “No debería existir ninguna barrera que dificultara o impidiera su derecho a gozar de cualquier película exhibida al interior del país, sin importar la sala, el día, ni el horario.

El diputado externó su solidaridad y preocupación por la industria cinematográfica y las artes escénicas, porque la situación económica derivada de la pandemia ha sido devastadora para ellos. 

“De nada sirve este logro de inclusión de personas con debilidad auditiva si no hay cines. Exhorto a los tres niveles de gobierno, sociedad civil e iniciativa privada a que trabajemos de la mano para crear políticas públicas que fortalezcan y preserven las artes escénicas y cinematográficas que tanto trabajo generan”, añadió.

Eliminar brecha de discriminación

Desde plataforma digital, el diputado Juan Martín Espinoza Cárdenas (MC) mencionó que, de acuerdo con el Inegi, existen más de 7 millones de personas con alguna discapacidad auditiva o sordas, de las cuales 580 mil son niñas, niños y adolescentes.

Aplaudió que la reforma establezca que todas las películas deban incluir subtítulos y utilizar los medios tecnológicos, a fin de eliminar la brecha de discriminación por condiciones de vulnerabilidad. “Estamos a favor de la inclusión y de la participación de este sector que se ubica como uno de los grupos más vulnerables”.

Se trata de derribar barreras

Por Morena, la diputada Karla Yuritzi Almazán Burgos expresó que para que las personas con discapacidad puedan ejercer su derecho a la cultura y el arte, “acompañaremos el dictamen, a efecto de que las personas con discapacidad auditiva cuenten con producciones cinematográficas subtituladas al español”.

Además, precisó, las producciones clasificadas para público infantil y los documentales educativos podrán ser doblados, pero siempre subtitulados al español. “Se trata de derribar barreras que impiden a las personas con discapacidad, en este caso la auditiva, a gozar plenamente de las distintas expresiones artísticas y culturales, como lo es el cine”.