La diputada Mónica Almeida López (PRD) aseguró que el Gobierno Federal transgredió la ley al tomar fotografías a personas adultas mayores que recibieron la vacuna contra la Covid-19 y de sus datos contenidos en sus credenciales de elector.

En un comunicado, apuntó que mientras las Secretarías de Gobernación, de Salud y de Bienestar, de quien dependen los “Servidores de la Nación”, no pongan a disposición de todas las personas el aviso de privacidad, y expliquen con claridad cuál es el fin y el tratamiento que se dará a sus fotografías, CURP, nombre y domicilio, están violentando la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados.

“Ya no quedan dudas, de que la estrategia de vacunación es una herramienta electoral del Gobierno Federal para evitar perder la mayoría en el Poder Legislativo; tanto es el temor del Presidente que no puede dejar las manos fuera y con ello olvida que nadie está por encima de la ley”, aseveró.

La diputada perredista hizo un llamado al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) para que inicie una verificación de oficio, ante las posibles violaciones a las disposiciones en materia de protección de datos en perjuicio de los adultos mayores, pues este organismo autónomo es el que tiene la atribución de vigilar y verificar las disposiciones contenidas en la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados.

“En estos momentos se pide copia de la credencial para votar INE, se toma una fotografía de la persona vacunada, y se registran sus datos personales, sin que previamente se le informe al ciudadano para qué se recaba esta información y para qué se está creando una base de datos, lo que violenta la Ley General de Protección de Datos Personales; es necesario que el Inai intervenga para evitar una seria violación a los derechos”, agregó.

Precisó que los artículos 7, 16, 17, 18, 26 y 31 de la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados establecen que por regla general no podrán tratarse datos personales sensibles sin el consentimiento expreso del titular, asimismo dichos preceptos legales precisan los principios y deberes que las autoridades como sujetos obligados deben observar; de tal forma que el Gobierno Federal y las Secretarías deben tener un aviso de privacidad y el consentimiento para recabar los datos de los ciudadanos que están vacunando contra la Covid-19.

Por último, celebró que el Gobierno Federal busque una protección a los grupos poblacionales más vulnerables; sin embargo, dijo, es indispensable que en este proceso no se violen las leyes que protegen la privacidad, asimismo se deje claro la finalidad que tendrá esa base de datos y después no se use con fines electorales.