Lorenzo Córdova Vianello, Consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), celebró la decisión de la Secretaría de Salud (SSa) para dejar de tomar fotografías a las personas que asisten a aplicarse la vacuna contra la COVID-19.

Por medio de su cuenta de Twitter, Córdova argumentó que es correcta la solicitud que hacen las brigadas de vacunación al pedir la credencial de elector, ya que se trata de una identificación oficial en la que se puede verificar la identidad y nacionalidad de la población asistente a la vacunación.

Sin embargo, apuntó que no es ni será necesario que ésta se fotografíe o se fotocopie al momento de la inmunización.

“La credencial del INE es el principal documento de identificación en México; es correcto su uso para verificar la identidad de las personas en la vacunación. Reconocemos la decisión de la @SSalud_mx de instruir que deje de fotografiarse o fotocopiarse en los módulos de vacunación”, tuiteó el Consejero electoral.

Además, recalcó que la vacunación contra el nuevo coronavirus es un asunto de Estado que converge y requiere del trabajo de diversas instituciones de Gobierno.

“La vacunación en contra de la #COVID-19 es un asunto de Estado en el que es muy importante la colaboración entre instituciones, la claridad y la transparencia”, agregó.

Las publicaciones de Lorenzo Córdova surgieron luego de que el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, asegurara que ya no se solicitarán fotografías o fotocopias a las ciudadanas y ciudadanos que asistan a vacunarse.

Durante la conferencia de prensa del reporte diario COVID de ayer, el funcionario de la SSa explicó que no es indispensable la fotografía que se ha tomado a las personas o a sus identificaciones, y que negarse a ella no provocará que la inmunización le sea negada.

“Tomarle fotografía a la credencial o a la persona [que acude a vacunarse] no es necesario. Es un elemento que operativamente se empezó a utilizar por facilidad, pero no es indispensable que se le tome foto a la persona o a la credencial para votar”, aseguró el Vocero del avance de la epidemia en México desde Palacio Nacional.

López-Gatell aseguró que el personal de salud no continuará tomando esas fotografías para evitar malas interpretaciones, ya que se ha supuesto que estaría ligado a propósitos electorales.

“No debe restringirse en ninguna circunstancia -soy enfático, en ninguna circunstancia- el acceso a la vacuna a una persona que tome la decisión libre y soberana de que no se le tome fotografía a su credencial o a su persona”, enfatizó.

El funcionario destacó que lo que sí es necesario para las autoridades sanitarias es contar con la Clave Única de Registro de Población (CURP) de quienes acuden a vacunarse, sus domicilios, teléfonos y condiciones de salud como historial de alergias, además del lote y nombre de la vacuna que se les aplicó.

“Los datos tiene el único fin de darle seguimiento a la protección de la persona, cuándo le toca su segunda dosis, o por si llegara a presentar una reacción”, afirmó.

López-Gatell consideró que personal comenzó a pedir las fotografías de las credenciales de elector posiblemente para acelerar la documentación, ya que con ella podría visualizar los datos necesarios (como la CURP, nombre, dirección).

“Nos da la impresión de que todo fue un asunto operativo que en el nivel local se empezó a utilizar, se popularizó el asunto como un mecanismo práctico de documentación”, terminó.

Fuente: sinembargo