La senadora panista Kenia López Rabadán exigió al presidente de la República respetar las facultades de la Auditoria Superior de la Federación (ASF) en materia de fiscalización y reconocer el “cochinero que hay en su gobierno”.

Luego de que la ASF diera a conocer irregularidades por 67 mil 498 millones de pesos durante el primero año de gobierno de la 4T y que López Obrador refiriera tener “otros datos”, la senadora urgió al gobierno reconocer su responsabilidad histórica y destine presupuesto, políticas públicas y una estrategia clara.

La senadora, junto con sus compañeras de bancada Xóchitl Gálvez y Alejandra Reynoso, hicieron un llamado al Ejecutivo federal y a sus legisladores a “no inicien un ataque en contra de la institución que hizo pública la información, ya que sería atentar contra la transparencia y la fiscalización necesaria para los recursos públicos, porque no estamos hablando de la chequera de López Obrador, sino de los impuestos de las y los mexicanos”.

En conferencia de prensa virtual, las senadoras también exigieron al gobierno atender las observaciones del órgano de fiscalización y cumplir la ley en esta materia. “Ya basta de mentirle a la gente; este gobierno es ineficiente, corrupto y letal”, resaltó López Rabadán.

Xóchitl Gálvez calificó de increíble la incongruencia de este gobierno, pues la propia Secretaría de la Función Pública, a cargo de Irma Eréndira Sandoval, que se supone que es la encargada de la transparencia y la rendición de cuentas, impidió que la ASF entrara a sus instalaciones para llevar a cabo su trabajo. “¿Qué esconden? ¿Por qué no quieren dar cuentas al pueblo de México?”, cuestionó.

Alertó que durante la actual administración se han licitado solo 1 de cada 10 contratos, lo que abre la puerta a la corrupción. “Las irregularidades detectadas 67 mil 498 millones de pesos rebasan a las detectadas en el gobierno de Enrique Peña Nieto”, lamentó.

“Le exigimos a este gobierno que cumpla su palabra de ser un gobierno honesto y transparente, y que deje de mentir y deje de ponerse la bandera anticorrupción; no les queda, son bastante peor de corruptos que los gobiernos anteriores”, resaltó.

Alejandra Reynoso destacó irregularidades en la Conade y Conacyt, al comentar que “no solamente hay corrupción, sino que, además, a quienes quieren investigar, crecer y ayudar a la ciencia y tecnología en nuestro país, les truncan la posibilidad con estas ideas y con estos objetivos de la 4T, que no es transformar, sino destruir”.