La inflación general se aceleró en la primera quincena de febrero ante el incremento de los precios de los energéticos como la gasolina y el gas LP.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un alza de 3.84% a tasa anual en comparación con el 3.74% de la segunda quincena de enero, refieren datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, subió en la quincena un 3.84%.

Los productos que reportaron un mayor incremento de sus preciso fueron la gasolina Magna y Premium, el gas LP, las papas y los plátanos, mientras que los productos que bajaron de precio fueron el jitomate, la cebolla, el chile poblano, los nopales y el melón.

La inflación en la primera mitad de febrero se ubicó dentro del rango objetivo del Banco de México (Banxico) aunque estuvo por encima de las estimaciones de analistas consultados por Citibanamex, que proyectaban una inflación de 3.7%.

El 11 de febrero Banxico recortó la tasa de interés de referencia en 25 puntos base para dejarla en 4%; la Junta de Gobierno dijo en el comunicado que las próximas decisiones de política monetaria dependerán de la evolución de los factores que inciden en la inflación general y subyacente.

Fuente: Expansión