Ante la corrección de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) respecto al costo de la cancelación de la construcción del aeropuerto de Texcoco, el Presidente dijo que fue evidente el error y rechazó las versiones de quienes acusan presión gubernamental hacia el organismo.

“Esto de que los doblamos, pues eso (información difundida intencionalmente por medios de comunicación)”, expresó.

Ante las críticas surgidas tras el informe de la ASF, el Presidente dijo que están en su derecho de expresarse, porque hay plenas libertades.

“En el caso de la ASF pues se equivocaron en sus cuentas y celebro que hayan rectificado” dijo en conferencia de prensa.

Imagínense – abundó- estaban cargándole a la cancelación del aeropuerto de Texcoco 75 por ciento más.

Ellos, señaló, lo aclaran, reconocen el error.

Por tanto lamentó que “toda la prensa conservadora, corrupta, que no es toda la prensa de México ni del mundo, pues ya tenía un festín con este asunto porque es temporada de zopilotes.

“Pensaban que ya nos habían descubierto. ¿Qué pasó? Pues la ASF aclaró su error y luego toda esta prensa vendida o alquilada a grupos de intereses creados empezó a manejar ayer de que y había presionado a la Auditoría, casi (decían) que yo los había torturado para que se retractaran”, señaló.

Dijo que medios de todo tipo a nivel nacional e internacional abordaron ese tema con el enfoque de supuestas presiones del gobierno.