Ante el reclamo de defensores de derechos humanos y colectivos de víctimas de desaparición forzada, por participar en un “verdadero” parlamento abierto y no un “simpe foro acelerado y simulado”, inició este lunes el ejercicio virtual al que convocó el Senado de la República para conocer sobre el proyecto de dictamen de la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República (FGR).

Las comisiones de Justicia y de Estudios Legislativos, Segunda, que presiden los senadores morenistas Julio Menchaca Salazar y Ana Lilia Rivera, convocaron a este “parlamento abierto” para conocer los puntos de vista de legisladores, funcionarios públicos, especialistas y personas interesadas en el tema.

Sin embargo, algunos integrantes de colectivos como la Red Eslabones por los Derechos Humanos, Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México, y la Red Eslabones por los Derechos Humanos, consideraron que este “ejercicio de foro” podrá servir solo para realizar en su momento, un verdadero parlamento abierto.

Graciela Villagómez y Valentina Peralta Puga, de la Red Eslabones por los Derechos Humanos, resaltaron que el “Estado nos falló al no proteger los derechos humanos de víctimas de personas desaparecidas” y exigieron no sea aprobada la iniciativa de la nueva ley de la FGR.

Peralta Puga destacó que “esta reunión de acercamiento” deberá contar necesariamente con una consulta de la sociedad antes de dictaminar la iniciativa del senador Ricardo Monreal, en la que se pretende cometer un grave error con la salida de la FGR del Sistema Nacional de Búsqueda.

“Una cosa es la desaparición y otra cosa es que no encuentren a nuestros familiares desaparecidos de manera forzada”, reclamó Valentina Peralta, quien recriminó que ese grave error que provoca dolor y angustia, es por la falta de coordinación entre los tres poderes de gobierno para frenar la “pandemia” de personas desaparecidas que inició hace muchos años.

Karla Quintana Osuna, titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, se sumó al reclamo de los colectivos por tener un verdadero Parlamento abierto y reclamó que, hasta este momento, se registran 83 mil 858 casos de personas reportadas como desaparecidos, sin saber realmente cuál es la “cifra negra”.

Tras rechazar la iniciativa de Monreal, Quintana Osuna destacó que detrás del reporte de desaparecidos “deberíamos estar discutiendo una reforma integral para garantizar el derecho a la verdad y cómo darle más herramientas legales a las fiscalías y comisiones de búsqueda para poder geolocalizar a las personas desaparecidas, entre otras acciones para garantizar el derecho de cada persona de ser buscada y cómo se de acceso real a la justicia.

La senadora de Morena, Lucía Trasviña, fue la única legisladora que, antes de la participación de los colectivos, arremetió con los mismos argumentos de siempre que los neoliberales dejaron en pésimas condiciones el sistema de búsqueda de personas desaparecidas.

En contraparte, del mismo grupo, Jesusa Rodríguez reconoció a esas familias que se han especializado en tareas que no les correspondía, por lo que dijo que es hora que en México se escuchen todas las voces de familiares de las víctimas después de 45 años y destacó que la FGR tiene que ser más eficiente que nunca y tener mayor armonía con las distintas instancias en este tema.