La Secretaría de Salud simuló un gasto de 46 mil millones del Fondo de Salud para el Bienestar para evitar el subejercicio, acusó el diputado Éctor Jaime Ramírez Barba (PAN).

Explicó que durante 2020 la Secretaría de Hacienda y Crédito Público reportó un subejercicio creciente, y para noviembre de ese año, se registró que 7% del total del presupuesto aprobado para el sector no se había erogado durante los primeros 11 meses del año.

Por medio de un comunicado, el diputado señaló que este subejercicio reflejó la mala gestión gubernamental de 2020, en medio de una contracción económica y una crisis en el sector salud.

Detalló que en las cuentas del mes de diciembre se generó un sobreejercicio considerable, tanto que logró compensar en gran medida el acumulado durante los 11 meses previos, el cual se redujo a 1.8% del gasto aprobado.

El gasto excesivo de diciembre obedece a que se transfirieron 157.9 mil millones de pesos de recursos del presupuesto a fideicomisos, añadió.

El Informe trimestral entregado a la Cámara de Diputados destaca que la Secretaría de Salud gastó 46 mil millones de pesos durante el mes de diciembre, es decir, pasó de gastar 108 mil millones de pesos en noviembre a poco más de 154 mil millones de pesos en diciembre de 2020, subrayó.

El diputado sostuvo que este nivel de gasto en un mes representaría una buena noticia, pues implicaría inversión en el sector salud, sin embargo, esto no fue así. “Puesto que la Secretaría de Salud destinó los 46 mil millones de pesos al Fideicomiso Fondo de Salud para el Bienestar. Esto significa simplemente que el Gobierno Federal pasó los recursos de una cuenta a otra.

“En realidad no invirtió ese dinero en el sistema de salud, es decir, no hubo dinero para vacunas, para hospitales, ni para los niños con cáncer”, sentenció.

El Gobierno actual, dijo, decidió que ante la crisis sanitaria se restringiera el gasto en salud a las familias mexicanas, lo que resultó en carencia de vacunas para la tuberculosis y el sarampión; equipamiento médico, tratamientos para pacientes con enfermedades crónicas o que requieren cirugías.

“Por lo anterior, diputados integrantes de las bancadas del PAN, PRI, PRD y MC exigimos a la Secretaría de Salud que explique esta simulación del gasto por 46 mil millones de pesos, con los que mañosamente pretenden mandar un mensaje de mayor inversión en el sector salud”, apuntó.

Ramírez Barba también dijo que se solicitó a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) revisar los gastos ejercidos en materia de salud por parte del gobierno federal. En respuesta, la Auditoría afirmó que incluirá la revisión del ejercicio del gasto público destinado a la atención de la pandemia durante el ejercicio fiscal 2020, en el proceso de integración y entrega de la Cuenta Pública 2020.