El titular de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, Alejandro Jaime Sánchez, así como el secretaría de  Seguridad de la entidad, Rodrigo Martínez Celis ofrecieron una conferencia en la cual fijaron el pronunciamiento por el ataque en Coatepec Harinas.

En el mensaje, Rodrigo Martínez Celis señaló que hasta el momento se ha confirmado que la agresión armada en contra de los policías ocurrida en la zona de Llano Grande, dejó un saldo de 13 policías muertos, 8 de la SS y 5 de la FGJEM.

De la misma forma, los funcionarios indicaron que la agresión cometida por integrantes de grupos delictivos, se trata de una “afrenta contra el Estado mexicano”, por lo cual afirmaron que responderán “con toda la fuerza”.

Realizan operativo conjunto para encontrar a los responsables

Sobre lo ocurrido, la FGJEM emitió un comunicado a través del cual dio a conocer que hasta el momento se tienen conocimiento de que varios elementos murieron por lo que definieron como un “cobarde ataque”.

Al añadir que no se tiene conocimiento de que la agresión haya provocado personas lesionadas, las dependencias informaron que con apoyo de la Guardia Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional, y la Secretaría de Marina, se realiza un despliegue conjunto para encontrar a los responsables.

“Las instituciones que conforman la Coordinación para la Construcción de la Paz en el Estado de México condenan este artero y cobarde ataque y hacen el compromiso de que no quedará impune”.

Autoridades del Edomex investigan la emboscada a policías

Hasta el lugar de los hechos se trasladaron más elementos de la FGJEM, quienes se encuentran realizando las respectivas diligencias, así como el levantamiento de los cuerpos sin vida y la recopilación de indicios.

Tanto la fiscalía como la Secretaría de Seguridad aseguraron que las familias de los policías que murieron, contarán con todo el apoyo y respaldo por parte de ambas instituciones.

Por medio de redes sociales circulan diferentes fotografías en las cuales se muestran los cuerpos sin vida de los policías, así como un audio en el que se escucha a los agentes reportando vía radio el ataque y pidiendo ayuda por el mismo.

Fuente: SDP