Francisco Garfias

Desde hace días traigo la inquietud de comentar y reproducir, parcialmente, un texto del profesor Gilberto Guevara Niebla, preso político del 68, publicado en el diario La Crónica de Hoy, en su edición del 1º de marzo. Se titula “La Decepción y la Esperanza”. Lo leí y lo volví a leer. Suscribo palabra por palabra, línea por línea, párrafo por párrafo.

Su plusvalía es que viene de un hombre honesto, congruente y comprometido. Alguien que creyó en el proyecto Andrés Manuel López Obrador y se decepcionó. Fue, incluso, parte de su gobierno. Ocupó, a principios del sexenio, la subsecretaría de Educación Básica. Hablamos ayer con él para pedirle autorización de retomar su artículo. Nos dio luz verde.

Van las reflexiones de un luchador que está muy lejos de ser un conservador, un “ambicioso vulgar” que sólo busca su beneficio personal, como suele acusar el presidente a quien lo contradice:

“Cada vez más personas de mi entorno abandonan a AMLO. Las motivaciones son obvias. El presidente decepcionó.

“No acabó con la pobreza; en vez de eso otorgó dádivas y aplicó políticas clientelares para obtener beneficios políticos.

“No acabó con la corrupción, pero se opone testarudamente a que su gobierno rinda cuentas en el uso del dinero público.

“En la izquierda democrática hay mucho descontento con la deriva autoritaria del gobierno, con su carácter autocrático, con la fractura del principio de la división poderes”. Pero también “con la militarización, con la política del odio que ha dividido México y que, inevitablemente, ha dejado heridas en el cuerpo social.

“Nos equivocamos quienes pensamos que AMLO era de izquierda (…) No posee el valor supremo de la dignidad del ser humano:

“Día con día despotrica contra sus enemigos, agrede, insulta, descalifica acusa, demoniza, humilla y ultraja a otros mexicanos que, simplemente, no comparten sus ideas”.

El texto es largo. Cuatro cuartillas. Imposible reproducirlo íntegro. Si quiere consultarlo vaya a Google, ponga el nombre completo de Gilberto y La Crónica de Hoy.

*Otro que colaboró con Morena y hoy lo critica públicamente es el constitucionalista, Elisur Arteaga. En un artículo para Proceso lamenta que el entorno del presidente esté dominado por “aduladores y propagandista”. Está convencido que al hombre de Palacio le hace falta un abogado medianamente serio.

¿Por qué se expresa así? Está indignado por el ataque “infundado e imperdonable” del Presidente de la República al Poder Judicial por la reforma eléctrica.

“El señor Presidente no se midió. Tampoco tuvo idea del alcance de su despropósito. Sus declaraciones fueron más allá de ser una de sus tantas ocurrencias.

“Son una soberana torpeza política y un atentado en contra del estado de derecho”, señaló.

*La diputada federal Lucía Riojas, representante de la comunidad LGBTI en San Lázaro, anunció que no va a buscar la reelección. Forma parte de la Iniciativa Ahora, que encabeza el senador Emilio Álvarez Icaza. Llegó a San Lázaro por el Frente, pero en la lista del PAN. En diciembre, esa organización firmó un acuerdo con MC para buscar candidaturas comunes para las próximas elecciones. Pero cuando Lucía llegó a la reunión programada para hacer valer el acuerdo, salió regañada por hablar de los diputados de lista.

De acuerdo con la reseña del encuentro que hizo Marcela Rosas, coordinadora de la Iniciativa Ahora, Jorge Álvarez Máynez, secretario general de ese partido, dijo textual: “De los espacios de representación proporcional no se habla.

“Eso nos ha traído muchos problemas. Las relaciones se deben construir, no condicionar. Eso daña al partido y todos quieren espacios”. El emecista les dejó claro que las prioridades de su partido son distintas a las de Ahora. El maltrato recibido puso a deliberar a integrantes de esa iniciativa. No iban por migajas ni a pedir caridad.

“En el Congreso no tengo una bancada, pero en las calles somos muchas”, dijo la diputada saliente, en el video en el que anunció que ya no buscará la reelección.

*La SEP le corrigió la plana a Mexicanos Primero. Dice que la asociación que preside David Calderón “se voló la barda”, al señalar que 5 millones de alumnos desertaron de las aulas, principalmente, por la pandemia. Le pide a Calderón que se acerque a la sede de la secretaría para que le pasen “otros datos”. La SEP no minimiza el problema, admite una deserción de 2 millones de estudiantes, pero asegura: “Se busca, por diversos métodos, regresarlos a las aulas, sin poner en riesgo su salud”.

Publicado en excelsior