Al corte del 2019 México se encontraba en el lugar 23 de 149 en el ranking global de felicidad y para el 2020 -con la llegada de la Covid-19 y la crisis que provocó- México cayó a la posición 46, por debajo incluso de Uruguay y Brasil.

El Índice de felicidad desarrollado con cifras de Gallup, consultora global de análisis estadístico, engloba el promedio de las evaluaciones de vida, bienestar y emociones subjetivas de los habitantes de cada nación e incorpora data sobre seguridad, economía, empleo y corrupción. 

De acuerdo con la media obtenida para el 2020 los mexicanos califican con 5.964 (en una escala del 1 al 10) su nivel de felicidad mientras que antes de la pandemia la nota era de 6.465 puntos. Con la crisis global la mayoría de los países evaluados siguieron esta tendencia a la baja en sus niveles de bienestar.

La nota más alta la conservó Finlandia, el país más feliz del mundo, con 7.889, seguido por Islandia y Dinamarca con calificaciones de 7.575 y 7.515 respectivamente, completando el top 3 de naciones con mayor bienestar social. 

En este análisis actualizado por la pandemia, países como Islandia, Alemania y Holanda esquivaron la crisis por la Covid-19 e incluso reportaron cifras mejores sobre el bienestar. 

Costa Rica, es el país latino más feliz

En el promedio de 2018-2020, que refleja un panorama con menor sesgo por la aparición de la crisis se observa que Costa Rica es el país de la región de América Latina con mayor nivel de bienestar en su población, en la posición 16 de 149 y con una nota de 7.069 en la escala del 1 al 10. El único país latino e hispanohablante con cifras similares a las de los nórdicos y europeos. 

El top 3 de este ranking que evalúa la tendencia 2018-2020 lo ocupan Finlandia, Dinamarca y Suiza con notas de 7.842, 7.620 y 7.571 respectivamente. 

México se encuentra en la posición 36 con una nota de 6.317, algunos países latinoamericanos con mayor bienestar reportado son Guatemala en el lugar 30 (6.435), Uruguay en la posición 31 (6.431) y Brasil en el sitio 35 (6.330).

La Covid-19 sacudió al mundo

A escala global se registró un aumento de alrededor de 4% anual en las muertes, poco más de 2.5 millones de personas han fallecido a causa de la Covid-19. Para la población que enfermó y se recuperó y para quienes han esquivado el virus han aparecido nuevas preocupaciones. 

De acuerdo con el informe, se ha detectado un incremento generado de los problemas de salud física y mental, una crisis laboral inédita y una ola de incertidumbre económica. Se encontró que las emociones de la población han sido impactadas incluso más que sus realidades: la cantidad de personas que dijeron estar tristes o agobiadas incrementó 10 por ciento.

La recuperación de la confianza, certidumbre y bienestar también estarán ligadas a los enfoques de las políticas públicas de las naciones, por lo que deberán considerarse en sus procesos de reactivación social y económica.

Fuente: El Economista