Grupo Karim’s, presidido por el empresario paquistaní Mohamad Yusuf Amdani, reconoció que intentó ingresar a Honduras vacunas contra el Covid-19, para aplicarlas a sus empleados y a los familiares de éstos.

El pasado 17 de marzo, se decomisaron en el Aeropuerto Internacional de Campeche 5 mil 775 dosis de la vacuna Sputnik V que, informó el gobierno mexicano, “pretendían ser trasladadas en una aeronave privada a Honduras”. La vacuna iba en dos hieleras, oculta entre refrescos y dulces.

Medios hondureños identificaron la aeronave como propiedad de Yusuf Amdani, cuyo Grupo Karim’s tiene presencia en Honduras, en México, Guatemala, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

En el comunicado de Grupo Karim’s, fechado el 23 de marzo en San Pedro Sula, no se alude en ningún momento al decomiso en Campeche, ni a la denuncia de que se trata de vacunas falsas de Sputnik V, ni explica cómo obtuvo las dosis. Tampoco a la aparente vacunación, con sustancias falsas, de más de mil personas en esa ciudad mexicana.

Señala, en cambio, que ni a Grupo Karim’s “ni a sus ejecutivos se les ha imputado delito alguno”.

“Con la mejor intención se buscaron alternativas para la adquisición de vacunas en aras de salvaguardar la vida de nuestros colaboradores y sus familias”.

Negó que haya pretendido “introducir de forma ilegal vacunas” a Honduras, y también que la intención fuera “comercializar” la sustancia en el país centroamericano. “La finalidad de traer estas vacunas era única y exclusivamente para ser aplicadas de forma gratuita a nuestros colaboradores y sus familiares”.

Fuente: El Universal