Por unanimidad, los integrantes de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidieron este jueves mantener la tasa de referencia en 4%.

“En un entorno altamente incierto, los riesgos para la inflación, la actividad económica y los mercados financieros plantean retos importantes para la política monetaria”, destacó el banco central en su anuncio de política monetaria.

Banxico detalló que en los próximos meses la inflación general resentirá transitoriamente los efectos aritméticos por la reducción en los precios de los energéticos del año pasado.

Entre los riesgos está la recomposición del gasto hacia mercancías o presiones de costos, episodios de depreciación cambiaria y presiones inflacionarias externas.

Este miércoles, el Inegi dio a conocer que la inflación en la primera quincena de marzo tuvo su mayor repunte en casi dos años con una tasa anual de 4.12% y fuera del rango objetivo del banco central.

Banxico tiene una meta de inflación del 3% +/- un punto porcentual.

“La inflación general anual seguirá creciendo debido a distorsiones por efectos de base debido al inicio de la pandemia el año pasado”, informó Banorte en un reporte.

El área de análisis del banco dijo que este efecto es conocido como la ‘joroba’ de inflación y pronosticó En frecuencia quincenal, nuestros pronósticos muestran que la inflación anual se ubicaría arriba de 4% al menos lo que resta de la primera mitad del año.

Para Gabriela Siller, directora de análisis económico-financiero de banco BASE, en abril la inflación podría superar niveles del 5%, también estima alza en los precios en las categorías relacionadas con el turismo, por la reactivación de la demanda en Semana Santa.

La analista dijo que pese a ver una reactivación en este sentido, todavía será menor a la demanda que había en años previos a la pandemia.

Fuente: expansión