En su intervención, Manuel Bartlett, director de la CFE, señaló que ha habido una campaña “verdaderamente brutal” en contra del trabajo del presidente en el área energética.


Precisó que las reformas hechas desde 1992 hasta la Reforma Energética de 2013, dieron lugar a que se estableciera un sistema en que las familias de clase media y popular paguen mucho más por la electricidad que los grandes corporativos.

Manuel Bartlett afirmó que la Reforma Energética obliga a la CFE a pagar a las empresas privadas el 100% del contrato aunque entreguen menos del despacho. Reveló que 223 sociedades de autoabasto no pagan el uso de la red; y que la CFE está obligada a comprar energía limpia.

Explicó que al no poder despachar su energía de las centrales que tiene por las tarifas que establece la Comisión Reguladora de Energía, genera una pérdida de 215 mil millones de pesos. “La energía no despachada es el 45% de la CFE, es decir, la mitad de las centrales no se despacha”.

Campaña brutal y estrepitosa

También denunció a existencia de una campaña “brutal “ contra el Presidente de la República, en particular ante el tema del sector energético.

“La campaña ha sido verdaderamente estrepitosa de ‘generación sucia contra generación limpia’ , con el propósito de desaparecer esta empresa pública, y en perjuicio de las clases medias y pobres.

Subrayó que el sistema actual, derivado de las reformas de los sexenios recientes, es un atraco.

“La serie de reformas regresivas a la ley, desde la época de Salinas, que culminaron en la reforma energética de 2013, dieron lugar a un sistema en que las familias de clase media y popular pagan mucho más por su su electricidad que las grandes empresas”, sostuvo.

Esto es clásico de sistemas oligárquicos, indicó.

Por ello preguntó Barlett: podrían estos especialistas, comentaristas de todo pelaje y los jueces podrían afirmar que este sistema garantiza la libre competencia y la libre concurrencia?

Rechazó que se pretenda imponer la llamada por los críticos “ley combustoleo “, cuando está vía se usa solo en 5 o 6 por ciento de los procesos de CFE.

Sin embargo, indicó, los jueces suspenden a todos, violando la ley del amparo.

“Es una barbaridad porque estamos ante un sistema de saqueo, desaparezca la CFE y los privados se queden con el mercado”, advirtió.

La ley de la Industria Eléctrica pretende quitar estas irregularidades y proteger a una empresa (CFE) que no busca el lucro.

“Los jueces no se han dado cuenta de eso”, expresó en la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

Fuente: agencias