Un Juez de Control retiró el pasaporte a María Eugenia Campos Galván, candidata del Partido Acción Nacional (PAN) a la gubernatura de Chihuahua, por el caso de la “nómina secreta” que involucra al exgobernador César Duarte Jáquez. 

Además de quitarle la identificación con la que Campos Galván puede salir de México, las medidas cautelares en su contra incluyen también la garantía económica de 500 mil pesos y la prohibición de tener comunicación o contacto con los testigos del caso. La audiencia de vinculación o no a proceso se fijó para el martes 30 de marzo.

María Eugenia es acusada de recibir indebidamente más de 9 millones de pesos para cuando era dirigente de la bancada del PAN.

Tras la celebración de una audiencia de formulación de vinculación de más de 30 horas, la defensa de Maru Campos Galván señaló que, con los elementos vertidos, finalmente se podrá esclarecer el asunto como se buscaba desde junio del año pasado.

“Creo que tenemos bastantes elementos para poder esclarecer como lo hubiéramos querido desde el mes de junio de 2020, que fue cuando empezamos, para esclarecer perfectamente bien todas esas malas interpretaciones que el Ministerio Público ha venido fraguando”, puntualizó el abogado Francisco Molina Ruiz.

Además, señaló que en esta audiencia quedó evidenciado el dolo con el que ha actuado la parte acusatoria. “Imputados están siendo acusados con las mismas falsedades y con el mismo dolo con el que ha seguido actuando el Ministerio Público”, señaló Molina Ruiz.

El abogado dijo que el Gobierno de Chihuahua, encabezado por Javier Corral Jurado, comparte en tiempo real los resultados de la audiencia de formulación de imputación con un afán persecutorio.

“En ese afán persecutor del Gobierno, se estuvo divulgando una parte (de la audiencia), hasta que el mismo juez se dio cuenta y se llamó la atención a todo el sistema de difusión porque provenía, ustedes saben de dónde, de Comunicación Social del Gobierno del Estado”, comentó.

Durante el juicio que se realiza por el caso de la “nómina secreta” que involucra a César Duarte Jáquez, exgobernador de Chihuahua, autoridades expusieron que políticos como Beatriz Paredes Rangel, el Alcalde Armando Cabada Alvidrez, obispos y un Arzobispo resultaron beneficiados con miles de pesos.

“Los obispos de Chihuahua recibieron una cantidad de 100 mil pesos mensuales y el arzobispo 200 mil pesos, en la “nómina secreta” del exgobernador César Horacio D.J., un mecanismo que se utilizó para desviar más mil millones de pesos”, informó esta tarde el Gobierno de la entidad, que citó la narración de hechos que hicieron autoridades esta tarde durante la audiencia de formulación de imputación contra la Alcaldesa con licencia de Chihuahua, María Eugenia Campos.

El Ministerio Público de Chihuahua señaló que la priista Beatriz Paredes Rangel, actual Senadora, fue otra de las personas que habría beneficiado de la “nómina secreta” del exgobernador.

Durante la lectura del expediente, el Minsiterio Público señaló que Armando Cabada Alvidrez, Alcalde de Ciudad Juárez, presuntamente recibió un apoyo de 4.3 millones de pesos de parte de Duarte.

De igual forma, Graciela Ortiz González, candidata a Gobernadora y exsecretaria general del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a nivel nacional, fue mencionada como una de las políticas beneficiadas por la llamada “nómina secreta”.

Hortensia Aragón Castillo, exdiputada del PRD, fue señalada por recibir 2 millones 300 mil pesos.

En la audiencia celebrada hoy también se imputó a los exlegisladores María Ávila Serna, del Partido Verde, por recibir 3.8 millones de pesos mediante la intervención de su esposo; así como Rodrigo de la Rosa, quien coordinaba a priistas en el Congreso chihuahuense en el Gobierno de Duarte. De acuerdo con el Ministerio Público, De la Rosa recibió 2 millones 500 mil pesos como pago por aprobar las iniciativas de César Duarte y por aprobar la deuda estatal.

Según lo narrado por la agente del Ministerio Público ante el Juez de Control, María Eugenia Campos, la  candidata del Partido Acción Nacional (PAN) a la gubernatura de Chihuahua, recibió 9.2 millones de pesos.

También destacó que líderes sindicales de Chihuahua fueron vinculados al dinero público que el exgobernador tomó en su operación de desvíos. De acuerdo con lo expuesto por la Fiscalía del estado, Jorge Doroteo Zapata, exsenador y líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en esa entidad, así como su hija, recibieron diversos apoyos para vuelos directos con destino a la Ciudad de México.

Además, un testigo también reveló que Duarte Jáquez habría ordenado desviar recursos para campañas entidades como el Estado de México, Michoacán, Baja California Sur, Sonora y la Ciudad de México.

Fuente: Sinembargo