Con el propósito de conocer sobre la situación actual del derecho a la defensoría de las mujeres de los pueblos originarios en nuestro país, se llevó a cabo la conferencia virtual “Retos Legislativos en Materia de Acceso a la Justicia de Mujeres Indígenas en México”.

Juan Carlos Cervantes Gómez, encargado de la Dirección General del Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP), explicó que este evento aborda un tema importante, debido al estado que guarda el acceso a la justica por parte de las mujeres indígenas, las cuales requieren mayor atención para su desarrollo.

“El deficiente acceso de ellas a la justicia ha tomado importancia; se debe erradicar esta falta para construir una sociedad más democrática. No es ninguna minoría, el sector indígena de la población es muy importante, donde 6 millones son mujeres y cinco millones son hombres”.

Enfatizó que el propósito de esta conferencia es reflexionar sobre los retos en materia legislativa. Ellas deben elegir la justicia que mejor responda a sus necesidades, ya sea la ordinaria o la justicia indígena, pero la primera les ha sido difícil desde tiempos anteriores

El diputado Víctor Gilberto Aguilar Espinosa (PRD) aseguró que esta conferencia los obliga como legisladores a reflexionar sobre un i tema importante, por lo que la información ayudará a trabajar para encontrar las propuestas que ayuden a facilitar el acceso a la justicia en las zonas indígenas del país.

“Hoy puedo decirles que me comprometo a abordar este tema, coadyuvar en él y lograr la premisa de justicia para todos”, declaró.

La diputada Mayusa Isolina González Cauich (PRI), integrante de la Comisión de Pueblos Indígenas, puntualizó que muchos pueblos y regiones autóctonas tienen sus formas de gobierno, organización e institutos de justicia.

“Como mujer indígena y legisladora tenemos un trabajo que se debe ir concretando en el pleno respeto de los derechos del sector, comenzando por dejar de criminalizar a esta población, pues el delito está inmiscuido en todas partes”, precisó.

Durante su conferencia, el director general del Instituto Federal de Defensoría Pública, Netzaí Sandoval Ballesteros, comentó que a causa de la discriminación esta población se ha visto orillada a avergonzarse de su origen y lengua, cuando esto debería ser un orgullo, por lo que se ha ido perdiendo el número de individuos, sumado a cuestiones de marginación, pobreza y prácticas ilegales para inhibir el embarazo. 

Explicó que “hay regiones y estados donde se llegó a practicar métodos anticonceptivos en las mujeres indígenas que no fueron consentidos, pues médicos se tomaban facultades para realizar operaciones para inhibir embarazos, lo que redujo la población indígena”.

Señaló que es importante que este sector tenga una voz dentro del proceso y sea escuchada por jueces. Dijo que entre las recomendaciones que se han vertido está el intensificar los esfuerzos para el acceso a la justicia, la existencia de defensores con conocimiento de lenguas indígenas e intérpretes que puedan explicar los procesos judiciales a la acusada, entre otros.

Precisó que en nuestro país existen 364 variantes lingüísticas, por lo que debieron ser tomados en cuenta desde antes en los procedimientos judiciales, pero por muchos años se desechó la inclusión de esos pueblos indígenas.

Comentó que los delitos de los que más se les acusa comúnmente son los van en contra de la salud, y el de peculado, pues en muchas ocasiones son beneficiarias de programas sociales en los cuales no se les estipula las condiciones y requisitos de éstos, por lo cual es necesario poner atención por parte del Legislativo.

Marcial Manuel Cruz Vázquez, director de Estudios Jurídicos del CEDIP, declaró que este tema es una deuda histórica. “Gracias a esta ponencia tenemos el referente de necesidades legislativas que deben atenderse desde el Congreso de la Unión”. Consideró importante que la defensoría de oficio logre la eficacia.