En la sede del Instituto Nacional Electoral (INE) al sur de la Ciudad de México, la dirigencia nacional de Morena presentó cuatro recursos de apelación y 26 solicitudes de juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadanos, sobre las candidaturas que retiró el órgano electoral la semana pasada, al considerar que no se presentaron en tiempo los reportes de gastos de campaña y precampaña.

Dichos proceso incluyen las impugnaciones por las sanciones a Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón, abanderados a las gubernaturas de Guerrero y Michoacán, respectivamente. No obstante, cada candidato promoverá acciones similares por su cuenta.

Mientras se desarrollan estos procesos, Morena no sustituirá a ninguno de los candidatos sancionados.

“No podemos hacer campaña como tal, pero sí podemos tener reuniones con militantes y simpatizantes, nuestros candidatos, y vamos a tener actos de resistencia civil pacífica para defender a nuestra democracia”, indicó en conferencia de prensa el presidente nacional de Morena, Mario Delgado.

Al reiterar su crítica a los consejeros electoral que tomaron dicho acuerdo en el Consejo General, el morenista llamó a que, de repetirse, se considere en el Congreso de la Unión un proceso de juicio político en contra de los consejeros que retiraron dichas candidaturas. “Es decisión de nuestra bancada en la Cámara de Diputados, pero yo los exhortaría a que, si siguen este tipo de acciones, se meta este juicio político”.

Además, agregó que “esta institución ya caducó. Está institución fue rebasada por el pueblo de México que quiere elecciones libres y transparentes, entonces o se actualiza esta institución o el pueblo de México se los va a reclamar”.

Fuente: La Jornada