La reforma a la Ley de Hidrocarburos enviada por Andrés Manuel López Obrador a la Cámara de Diputados es el “nuevo capricho es el Presidente de México,” aseveró el senador por San Luis Potosí, Francisco Salazar Sáenz.

“Es una ley infame, yo diría que es una ley expropiatoria, porque ahora se le deja unas facultades discrecionales al gobierno y una cosa que me molesta mucho es lo que llaman la negativa ficta, que quiere decir que si no contesta ya te fregaste y el gobierno se queda con tu gasolinera todo el tiempo que ellos quieran. Es una iniciativa que está agrediendo a los inversionistas y a los ciudadanos”, señaló el legislador.

Explicó que la propuesta de la Cuarta Transformación en esta materia dice que los que estén distribuyendo los hidrocarburos, o sea la gasolina, van a ser sujetos de inspección.

“¿Y qué pasa si no cumplieran? La autoridad discrecionalmente les puede quitar la operación y operarlas ellos mismos por el tiempo que la autoridad considere y eso se llama expropiación y requisa”, aseveró.

El senador Salazar Sáenz recordó que, aunque la reforma de la Ley de Energía Eléctrica fue aprobada por la mayoría de Morena de las dos Cámaras, “sin que se le cambiara una coma”, ésta ya fue “bateada” por los jueces, por los amparos que se han tramitado para evitar que se aplique y vaticinó que lo mismo va a pasar con este “nuevo capricho” del presidente López Obrador.

Indicó que seguramente la propuesta será aprobada, ya que los legisladores de Morena reciben la orden de avalar lo que presente el primer mandatario mexicano, rompiendo el equilibrio de la división de poderes.

“Entran las iniciativas del Presidente y no les cambian ni una coma, así sea una estupidez lo que diga, pero ni una coma, así sean anticonstitucionales o expropiatorias no le van a cambiar ni una coma. Pero afortunadamente hay jueces que tienen pantalones, que entienden el concepto de lo que debe aplicar la ley”, resaltó Salazar Sáenz.

Agregó que otro de los argumentos para que Pemex se quede con la gasolinera, de acuerdo con la propuesta presidencial, es en caso de una emergencia y dijo que al final quien decreta las emergencias en este país es el mismo Presidente, lo cual resulta ser una trampa. 

“El que dice que hay una emergencia, pues el propio gobierno, una emergencia energética, una emergencia de seguridad nacional o emergencia económica, quien define eso es el gobierno y si lo define así, entonces hay que expropiar las gasolineras. Esta es otra de sus ocurrencias”, concluyó el senador panista.