Las empresas involucradas y señaladas por el presidente Andrés Manuel López Obrador por haber solicitado amparos contra la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) no han buscado acercamiento con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dijo su director Manuel Bartlett.

“El Presidente les dijo que si no estaban de acuerdo tenían derecho de réplica, por lo que se dijo y las cifras que yo di del abuso que existe de una clase que no paga y el pueblo que sí paga. No han llamado , estamos esperando, pero siguen diciendo mentiras de que es la ‘ley combustóleo’ para energía sucia”, dijo a su llegada al informe del Presidente al primer trimestre del año.

Sostuvo que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tiene solamente 5 por ciento de su energía con combustóleo y que en cualquier otro país es del triple o del cuádruple.

“Pero con las mentiras tratan de hacer una labor en contra”, dijo.

Hace unas semanas, el ejecutivo señaló a compañías como Walmart, grupo Bimbo y a Oxxo, propiedad de Fomento Económico Mexicano (Femsa) por haber presentado amparos contra la LIE y porque, indicó, éstas reciben un subsidio por el uso de energía renovable.

“Estamos viviendo un show de amparos y más amparos y todo es para hacer creer que es una ley que está siendo rechazada por la población y en realidad son unos cuantos”, dijo Barlett.

Aseguró que se tiene conocimiento de que un solo abogado es quien tiene 80 por ciento de todos los amparos contra la LIE por parte de la iniciativa privada.

“La defensa de intereses económicos son contrarios al interés en México y de la CFE”, señaló.

Fuente: Milenio