La Cámara de Diputados aprobó, por 426 votos a favor, 14 en contra y 1 abstención, el dictamen a la minuta con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Ciencia y Tecnología. 

La modificación al artículo 5, fracción II, es para señalar que serán integrantes del Consejo General de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación, los titulares de las secretarías de la Defensa Nacional, Marina y de Agricultura y Desarrollo Rural, además de los ya previstos en ese artículo.

También se adiciona un segundo párrafo al artículo 7 para establecer que el Presidente de la República presidirá, al menos, una sesión en el año y designará un representante para que presida las demás. Los titulares de las dependencias mencionadas en la fracción II del artículo 5 podrán, a su vez, nombrar a un representante, quien deberá tener el nivel de subsecretario o equivalente. 

El documento, remitido al Senado para sus efectos constitucionales, señala que la participación de las secretarías citadas busca fortalecer al Consejo General de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación. 

Es fundamental que las actividades de estas dependencias estén vinculadas directamente con el desarrollo científico, tecnológico y de innovación del país. Sin duda, el impulso de la ciencia y la tecnología en los ámbitos de atención de desastres y de seguridad nacional, resulta estratégico para garantizar una mejor atención en estos temas, cita el documento validado. 

La tecnología, al servicio de la seguridad

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación, diputada María Marivel Solís Barrera (Morena), dijo que el dictamen permitirá que en el diseño de la política de ciencia, tecnología e innovación se consideren las aportaciones de estos conocimientos en la solución de problemas de seguridad y defensa de la soberanía. 

Señaló que la reforma tiene como finalidad fortalecer la operación y funcionamiento del Consejo General de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación, máximo órgano de decisión de todo el sistema. De ese Consejo depende la definición de los objetivos nacionales para el avance del país, así como cuestiones programáticas, presupuestales y de evaluación de este sector estratégico. 

Indicó que la reforma plantea la posibilidad de que tanto el Presidente de la República como los secretarios que forman parte del organismo puedan nombrar representantes en las sesiones respectivas, y que el Primer Mandatario acuda, cuando menos, una vez al año para presidir las reuniones. 

Fortalecer el funcionamiento del Consejo

El diputado Brasil Alberto Acosta Peña (PRI) comentó que es importante hacer un merecido reconocimiento a los investigadores, médicos e ingenieros militares que han puesto en alto a nuestro país. “Por una cultura de la ciencia, la tecnología e innovación para el pueblo de México, en donde todos los científicos sean tomados en cuenta y que se divulgue la ciencia en todo el territorio nacional”.  

Posición en contra

Al hablar en contra, la diputada Martha Tagle Martínez (MC) dijo que hay una gran cantidad de funciones y actividades que tiene el Consejo General en la definición de los proyectos de investigación científica y tecnológica del país. Sin embargo, es una manera inapropiada en la que las Fuerzas Armadas están buscando tener una participación que no les corresponde.