El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) confirmó este martes el retiro de la candidatura al gobierno de Guerrero al morenista Félix Salgado Macedonio y el de la candidatura al gobierno de Michoacán al también morenista Raúl Morón.

El organismo concluyó nuevamente que ambos aspirantes cometieron una falta grave por no presentar en tiempo y forma sus informes de gastos de precampaña.

El INE votó estos expedientes otra vez en acatamiento a sentencias de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que la semana pasada revocó parcialmente las primeras resoluciones de los consejeros que determinaban sancionar a Salgado Macedonio y a Morón.

Ahora, el INE insistió en su decisión original, tras concluir que Salgado Macedonio y Morón incumplieron con su obligación de rendir cuentas.

En ambos asuntos, la votación fue dividida: seis votos a favor de las sanciones y cinco en contra.

Morena cuenta con un plazo de 48 horas para proceder a la sustitución de Salgado Macedonio. En el caso de Morón, el plazo es de cinco días.

Sin embargo, se prevé que ambos morenistas vuelvan a acudir al TEPJF para impugnar.

En días previos, el morenista Salgado Macedonio reclamó al INE, acusó a los consejeros de actuar de forma parcial e incluso amenazó con bloquear las elecciones en Guerrero y con ir a casa de los integrantes del instituto en caso de no ser candidato.

Dichas declaraciones han sido reprobadas por altos funcionarios del gobierno federal, como la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y por políticos de oposición.

La sesión se realizó en formato virtual, mientras afuera de la sede del INE había un plantón encabezado por Salgado Macedonio y el líder nacional de Morena, Mario Delgado, quienes exigían al INE restituir la candidatura del senador con licencia.

Durante la sesión, el representante de Morena ante el INE, Sergio Gutiérrez, acusó a los consejeros de actuar de forma contraria a la Constitución y poner trabas al derecho humano a votar y ser votado.

“Es inadmisible lo que están haciendo, y nosotros en Morena seguiremos los cauces pacíficos y los cauces institucionales para revertir esta decisión”, dijo el diputado morenista, al afirmar que con el retiro de las dos candidaturas a Morena los consejeros “están faltando a su obligación de hacer valer la Constitución”.

En el Consejo General, los consejeros que votaron a favor consideraron que la sanción es justa y está prevista en la legislación vigente. En contraste, los que se opusieron consideraron que es un castigo desproporcionado.

Fuente: expansión política